Obama oficializó a Tim Geithner como próximo secretario del Tesoro de E.U. tras rumores del viernes

Medios de comunicación estadounidenses se habían anticipado a este nombramiento. Geithner es el actual presidente de la Reserva Federal de Nueva York y es conocedor de la crisis de Wall Street.

POR:
noviembre 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-24

El presidente electo de EE.UU. anunció ESTE LUNES oficialmente en Chicago (Illinois) que Geithner será el timonel de su equipo económico y una de las voces cantantes de la nueva agenda económica, diseñada para encarar una "crisis de proporciones históricas".

Durante una rueda de prensa, Obama se deshizo en elogios sobre la obra y figura de Geithner, a quien describió como un líder experimentado y con "un conocimiento sin igual" de la crisis que aqueja a Estados Unidos.

Como firme creyente de la sinergia entre los sectores público y privado, Geithner reconoce que los problemas de la economía no se crearon de la noche a la mañana, por lo que siempre ha dicho que "tomará algún tiempo resolver" la situación.

De apenas 47 años, Geithner es como Obama, un líder pragmático pero, por su conocida timidez, evita el protagonismo y los reflectores.

Pero su experiencia y temperamento, forjados en Wall Street, le hacen, según el equipo de Obama, el "hombre correcto" para sustituir en el cargo a Henry Paulson y mitigar una crisis que amenaza con sumir a la economía en su mayor recesión de las últimas décadas. 

Y Geithner es un hombre acostumbrado a capear crisis. Conforma ahora, junto con Paulson y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, la "Trinidad" del sistema financiero, lo que lo ha obligado a trabajar a manos llenas en estos tiempos de crisis.

De hecho, Geithner ha figurado en el estrecho círculo de Bernanke, mientras el banco central de EE.UU. busca devolver la calma a los mercados financieros. 

Geithner fue, además, una de las figuras clave en el drama vivido durante la adquisición de Bear Stearns por parte de J.P. Morgan Chase, a mediados de marzo pasado, algo que inspiró tanto críticas como elogios.

Ya antes de convertirse en el noveno presidente de la Reserva Federal de Nueva York en 2003, este líder neoyorquino, nacido en Brooklyn, había acumulado una amplia cartera de trabajo y se ha destacado por su dominio de los asuntos financieros.

También conoce los entresijos del Departamento del Tesoro, al que se incorporó en 1988 y donde posteriormente fue promovido a secretario adjunto para Asuntos Internacionales, de 1999 a 2001, durante la presidencia de Bill Clinton.

Fue en esos años cuando trabajó estrechamente con el ex secretario del Tesoro, Robert Rubin, y con Larry Summers, quien ahora fue seleccionado como director del Consejo Económico Nacional. 

Desde allí, ayudó a hacer frente a la crisis financiera asiática en 1997, ayudado, sin duda, por su sólido conocimiento del continente: habla japonés y mandarín, y ha vivido en África, India, China, Japón y Tailandia.

Geither también fue director del Departamento de Desarrollo de Políticas y Revisión del Fondo Monetario Internacional (FMI), de 2001 a 2003.

Antes de llegar al Tesoro, trabajó para la empresa Kissinger Associates, creada por el ex secretario de Estado Henry Kissinger.

Casado y con dos hijos, Geithner disfruta en su tiempo libre del tenis, el surfing y la pesca con sedal, pero su mayor pasión la reserva para el análisis de las tendencias económicas.

Dentro y fuera de Wall Street, algunos economistas anticipan que Geithner, que en su momento advirtió del malsano y voraz apetito por inversiones arriesgadas antes del desplome financiero, ayudaría a liderar la reforma del sector.

La Reserva Federal de Nueva York tiene un voto permanente en el comité responsable de fijar las tasas de interés, y la selección del sucesor de Geithner sería otro factor clave para recuperar la confianza y vitalidad del sector financiero.

Geithner obtuvo una licenciatura en Gobierno y Estudios Asiáticos de Dartmouth College en 1983, y una maestría en Economía Internacional y Estudios del Este Asiático de la Universidad Johns Hopkins, en 1985.

Siga bajando para encontrar más contenido