Objetivo: diversificar y ampliar los mercados

Objetivo: diversificar y ampliar los mercados

POR:
julio 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-24

La preocupación por la concentración de las exportaciones no tradicionales, y particularmente de algunos renglones, es un sentimiento permanente entre directivos de gremios, exportadores, académicos y Gobierno y pone en evidencia la necesidad del empresariado de diversificar sus mercados de exportación.

No obstante, estudios recientes que han examinado ese fenómeno son pocas las empresas que tienen una gran dependencia de la economía venezolana, lo cual no significa que tanto los exportadores como el Gobierno no estén buscando más mercados, no para sustituir al vecino, como advirtió María Luisa Chiappe, sino para aumentar las ventas.

El Gobierno se fijó la meta de que al 2010 estén firmados y negociados nueve Tratados de Libre Comercio (TLC) con 54 países que albergan más de 1.000 millones de habitantes. Como los productos básicos (petróleo, carbón, ferroníquel) prácticamente tienen una demanda asegurada, el objetivo oficial es abrirles las puertas a los bienes no tradicionales, que, en general, son grandes generadores de empleo.

En países cercanos en los cuales no hay una presencia notable de los productos colombianos, pero cuyo potencial es muy grande, las autoridades y entidades del sector están redoblando esfuerzos para conocer mucho mejor esos mercados, sus preferencias, gustos, particularidades, regulaciones, etc. Es el caso de Brasil, Argentina, e incluso de Chile, Perú, Paraguay y Uruguay.

La mirada no se limita a Suramérica sino que abarca también a los países centroamericanos y caribeños, muchos de los cuales son grandes importadores de productos provenientes de E.U. y Europa. Algunos de esos bienes podrían ser provistos por empresarios colombianos. En esta labor han estado particularmente activos Proexport y la Cámara de Comercio Colombo-Centroamericana y del Caribe, que organiza misiones de exploración y contactos en esos mercados lo mismo que la participación en ferias especializadas.

De todas maneras, mientras se logra una mayor penetración en esos mercados, se profundiza en los de la Unión Europea aprovechando las gabelas del Sistema Generalizado de Preferencias SGP Plus y se aprueba en Estados Unidos el TLC negociado con Colombia, el Gobierno está tratando de normalizar la situación con Venezuela, no solo en las dificultades ya señaladas sino en la ampliación del cupo de importación de vehículos, renglón clave para el empresariado colombiano del ensamble y las autopartes.

Siga bajando para encontrar más contenido