Obras de infraestructura y nuevas vías para el desarrollo

Obras de infraestructura y nuevas vías para el desarrollo

POR:
marzo 18 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-18

En una región que, como el Eje Cafetero, se ha caracterizado por ser cruce de caminos entre los tres más sobresalientes centros económicos de Colombia (Cali, Medellín y Bogotá), el sistema de vías tiene una importancia clave. La llamada Autopista del Café (conexión Manizales-Pereira-Armenia), que se comenzó a construir hace casi 13 años, y aún no se ha terminado, empieza a tomar forma con los nuevos túneles y el puente helicoidal en el trayecto Dosquebradas-Santa Rosa de Cabal, en Risaralda. Hace casi tres años fue superada otra etapa difícil del recorrido, con la construcción de los viaductos de La Estampilla y La Estampillita, en la entrada a Manizales. Para continuar con el proyecto y poder terminarlo, el consorcio Autopistas del Café recibió recientemente una adición en el presupuesto de obra por 110 millones de dólares, y el plazo de la concesión fue ampliado hasta el año 2032. Y es que, para terminar esta vía, hace falta construir la Variante Sur en Pereira, hacer los estudios de la conexión entre Punto 30 y la Terminal de Transporte de la capital risaraldense, y conectar el tramo entre el sitio El Jazmín y la Troncal de Occidente, entre otros. En la comunicación con el Valle del Cauca, que complementa la Autopista del Café, actualmente se ejecuta, a través de otra concesión, el desarrollo vial entre el sector de Cerritos, en Pereira, y el municipio de La Victoria, en el Valle del Cauca. Se trata de una doble calzada que agilizará el tráfico desde el Eje Cafetero hacia Cali y el centro del Valle. Otras de las vías importantes que actualmente están en proceso de recuperación es la que conduce desde Pereira hacia el departamento del Chocó, y que a futuro se pretende que se convierta en una salida eficiente al Océano Pacífico, a través de la ensenada de Utría. En este proyecto, desde el municipio de La Virginia hasta el corregimiento de Santa Cecilia, en Pueblo Rico, en límites con Chocó, se han invertido cerca de 50 mil millones de pesos en su recuperación, pero aún falta mejorar el tramo hasta Quibdó y de allí al mar. Túnel del Segundo Centenario Otra de las obras de infraestructura que no solamente beneficiará al Eje Cafetero, sino a todo el país, es el llamado Túnel del Bicentenario, en el Alto de La Línea, el cual corresponde a un corredor de cerca de 500 kilómetros desde Bogotá hasta el puerto de Buenaventura, en el Pacífico. Después de una exitosa construcción del túnel piloto, la excavación del túnel principal avanzaba en febrero pasado 240 metros lineales, entre los portales de Tolima y el Quindío, lo mismo que en las galerías internas 1, 2 y 13 del túnel piloto hacia el principal, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Vías (Invías). Luego de la visita de Enrique Martínez Arciniegas, director nacional del Invías, a las obras que se desarrollan en la Cordillera Central, se conoció que el túnel va cumpliendo con las metas propuestas, así como con el programa de inversión que tiene el proyecto, en el cual se generan 320 empleos directos. Frente a esto, el gobernador del Quindío, Julio César López Espinosa, dijo: “Me quedo muy tranquilo. Esperamos para junio tener 400 metros. Los resultados demuestran que vamos por buen camino”. De acuerdo con las especificaciones técnicas de la obra, el túnel principal cuenta con una longitud de 8,8 km, dos carriles principales de 3,65 metros y un carril adicional de 2,5 metros para motocicletas. Fue diseñado con todas las especificaciones de seguridad acordes con las exigencias mundiales. Como complemento de esta megaobra, se construirán 9,3 km de nuevas vías y una serie de viaductos y túneles cortos, para hacer más fácil la comunicación con Calarcá (Quindío). Algo similar se hará en el portal Tolima, para facilitar la conexión con Cajamarca (Tolima), a través de 9,7 kilómetros de nuevas vías y una serie de pequeños viaductos y túneles. Otros desarrollos viales Adicionales a las obras que no solo son importantes para el Eje Cafetero, sino también para el resto del país, en cada uno de los departamentos se ejecutan proyectos que pretenden dinamizar las comunicaciones entre los diferentes municipios, buscando incidir, entre otros aspectos, en una mejora de la actividad turística. Es así como, desde el 2009, en Caldas se viene ejecutando el Plan Vial, conformado por proyectos que buscan pavimentar o repavimentar 500 km de vías en diferentes sectores. “Se presupuestaron 670 mil millones de pesos, de los cuales ya se contrataron 94 mil millones, que se distribuyeron en 132 km. Ya tenemos el 30% en ejecución, que corresponde a 14 tramos viales”, informó la secretaria de Infraestructura, Amparo Sánchez Londoño. Una de las obras importantes tiene que ver con los accesos a lo que será el Aerocafé, en Palestina (Caldas). “Hasta el momento, la Universidad Nacional viene realizando los estudios. Para esta parte ya tenemos cierre de 140 mil millones de pesos, que se distribuirán en 120 km”, afirmó Sánchez. Así mismo, se trabaja en la recuperación de los tramos viales Guarinó- Manzanares- Pensilvania, La Dorada- Norcasia y La Margarita- Risaralda- Cauyá- Margaritas- Crucero Asia. De la misma manera, el Quindío se prepara para desarrollar las obras correspondientes al Plan Vial del departamento, según anunció el gobernador Julio César López Espinosa.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido