Obras necesitarán 75 millones de toneladas de materiales

Construir las carreteras de cuarta generación y otros proyectos viales requerirá amplios volúmenes de productos como arenas, gravas y gravillas, que se usan en las mezclas de asfalto y de concreto.

Según Asogravas, la industria de agregados tiene el 45 por ciento de los títulos mineros.

Archivo particular

Según Asogravas, la industria de agregados tiene el 45 por ciento de los títulos mineros.

Finanzas
POR:
mayo 20 de 2015 - 11:49 a.m.
2015-05-20

A medida que el Gobierno ha venido adjudicando los proyectos que forman parte de la cuarta generación de concesiones viales y de las Asociaciones Público Privadas (APP) de iniciativa particular, los productores de agregados, que son algunos de los materiales que se requerirán en estas grandes obras, se están alistando para proveer a las compañías constructoras.

Y es que lo que van a demandar las concesiones viales de cuarta generación (4G), las APP y otras obras que se harán en el país durante los próximos años, según cálculos del presidente de Asogravas, Carlos Fernando Forero, asciende a 75 millones de toneladas de agregados.

Dentro de la industria productora, dijo Forero a este diario, hay mucho optimismo, ya que la construcción de grandes proyectos exigirá agregados como arenas, gravas, gravillas y triturados, los cuales se emplean en las mezclas de concreto y de asfalto que funcionan como bases y subbases de las carreteras y como balastos de las vías férreas.

De acuerdo con las cifras que tiene Asogravas, la construcción de obras civiles y de edificaciones está requiriendo anualmente cerca de 160 millones de toneladas de agregados. “Este sector representa el 45 por ciento del total de los títulos mineros que hay en Colombia, que son unos 4.000 aproximadamente”, explicó el directivo.

Sin embargo, ante la creciente demanda de materiales, se prevé que en la próxima década se requerirá el doble de agregados para poder surtir con amplitud al renglón de obras civiles y de construcción de edificaciones. Lo anterior significa que en Colombia se necesitarán 320 millones de toneladas anuales en el año 2025.

“Por abundancia del recurso no hay problema. Por capacidad instalada de la industria, tampoco. Hay capacidad instalada suficiente”, explicó Forero. Sin embargo, dejó claro que las restricciones ambientales que han impuesto algunas ciudades y municipios a la explotación de estas materias primas ha alejado las fuentes en las que los constructores pueden encontrar los materiales.

Julián Cardona, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), señala que en el país existe la capacidad para que se procesen los insumos que requerirán las grandes obras. “En un momento, al inicio del proceso, podrían darse algunos traumatismos. Es más un asunto de adaptación técnica”.

Sin embargo, Cardona añade que el problema de la construcción de vías va más allá de los insumos, ya que los apremios han comenzado a sentirse desde la parte de la financiación de los proyectos. “La suspensión de la venta de la generadora Isagen genera traumatismos para financiar las carreteras 4G. La situación del proceso es complicada”.

“Hemos pedido al Gobierno y a los gobiernos locales que en los planes de ordenamiento territorial incorporen, para los proyectos de vivienda, infraestructura y demás, las fuentes de donde provendrán los materiales”, manifestó el Presidente de Asogravas.

Otro factor que ha causado preocupación entre los actores del sector radica en que la expedición de licencias ambientales (en las corporaciones autónomas regionales y a nivel del Gobierno) está generando incertidumbre, ya que no son claras las fuentes para la obtención de materiales.

Eduardo Chaparro, director del Centro de Pensamiento del Agua y del Sector Minero – Energético de la Andi, manifestó que el país en este momento tiene la oferta suficiente de materiales para construir las vías 4G y otras obras y señaló que el volumen de productos que requieren los proyectos es del orden que menciona Asogravas.

“La minería también puede dotar al país de infraestructura. Puede que en algún momento la explotación ilícita de materiales haga una competencia desleal. El país necesita materiales en campos como vivienda, aeropuertos y puertos”, concluyó Chaparro.

‘LAS FUENTES DE MATERIALES SE HAN IDO ALEJANDO’: ASOGRAVAS

De acuerdo con el presidente de Asogravas, Carlos Fernando Forero, la construcción de infraestructura y de edificaciones en Bogotá se ha visto abocada a un problema: se trata del alejamiento de las fuentes de materiales que en otros tiempos estaban más cercanas a la capital. Por ejemplo, en la actualidad están llegando productos que vienen del municipio de Saldaña (Tolima).

“A Bogotá están llegando agregados (arena, grava, gravilla y triturados) de distancias que sobrepasan los 170 kilómetros. Bogotá seguirá demandando materiales”, manifestó el directivo quien señaló que esta coyuntura será motivo de debate desde mañana en el Tercer Encuentro Nacional de Productores de Agregados.

Héctor Sandoval D.

hecsan@eltiempo.com