Ocde presenta sombrío panorama para el 2009

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) prevé una recesión en el 2009 en los países desarrollados, desde Estados Unidos hasta la eurozona pasando por Japón, con una continuación de la crisis financiera hasta el final del año próximo y una fuerte baja de los precios del mercado inmobiliario en Europa, según un informe difundido ayer.

POR:
noviembre 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-14

Además, la recesión y su impacto en el comercio mundial haría que los países emergentes resulten más afectados de lo inicialmente previsto por la crisis, estimó la Ocde. Estados Unidos conocerá una recesión en el 2009, con un retroceso de 0,9 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), antes de una recuperación en el 2010; la eurozona (15 países de la Unión Europea) también sufrirá el año próximo una contracción del 0,5 por ciento de su PIB, estimó el informe de la Ocde. “La economía en la zona de la Ocde parece haber entrado en recesión y el desempleo aumenta en muchos países”, subrayó el ente que reúne a treinta países desarrollados. Según el informe, la Ocde en conjunto debería conocer un crecimiento del PIB de 1,4 por ciento en el 2008, antes de sufrir una contracción del 0,3 por ciento en el 2009. Para el 2010, el pronóstico es de recuperación, con un crecimiento de 1,5 por ciento. Para Estados Unidos, prevé un PIB en alza de 1,4 por ciento en el 2008, una caída de 0,9 por ciento en el 2009 y una nueva expansión, de 1,6 por ciento, en el 2010. En la eurozona, las cifras son de +1,1 por ciento este año, -0,5 por ciento en el 2009 y +1,2 por ciento en el 2010. Para Japón, se espera un crecimiento de 0,5 por ciento en 2008, una contracción de 0,1 por ciento el próximo año y un crecimiento de 0,6 por ciento en 2010. MÁS DESOCUPADOS En cuanto al desempleo, el informe señala que debería pasar de 5,9 por ciento en el 2008 para el conjunto de la Ocde a 6,9 por ciento el año entrante, y 7,2 por ciento en el 2010. El alza de la desocupación será particularmente marcada en la zona euro, donde pasará de 7,4 por ciento en el 2008 a 8,6 por ciento en el 2009 y 9 por ciento en 2010; y más débil en Estados Unidos (5,7 por ciento en 2008, 7,3 en el 2009 y 7,5 en el 2010) y en Japón (4,1 por ciento en el 2008 y 4,4 en 2009 y 2010), afirma la Ocde. “La situación de crisis financiera extrema que se vive desde mediados de septiembre debería ser de corta duración, pero será seguida por un periodo prolongado de turbulencias financieras hasta fines del 2009, con una normalización gradual a partir de ese momento”, indicó el informe. “Otro factor importante es el ajuste en curso de los mercados inmobiliarios que en muchos países europeos (...) durará aún mucho tiempo”, agregó. Estos factores negativos serán en parte compensados por el aumento del ingreso real de los hogares como resultado del retroceso de los precios de las materias primas, en este marco recesivo. La organización también aboga por una reforma de la “arquitectura financiera mundial”, e insta a “resistir a las presiones tendientes a dar marcha atrás con la economía de mercado”. AFP EL COSTO DE LA VIDA La inflación promedio en la Ocde debería pasar de 3,3 por ciento en el 2008 a 1,7 por ciento el año entrante y 1,5 por ciento en 2010. Entre los factores de incertidum- bre, figuran el retraso de un regre- so a la normalidad de las condicio- nes crediticias, con el riesgo de nuevas quiebras de instituciones financieras. El informe también menciona la posibilidad de que las economías emergentes acusen “un impacto mayor de la caída del comercio mundial y de una revisi- ón del riesgo por parte de los in- versores”. La Ocde pide nuevas medidas de estímulo macroeco- nómico y subraya que los instrumentos clásicos de política monetaria perdieron su eficacia. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido