Oficinas de lujo: arriendo sube 49%

El incremento de la inversión extranjera directa que, según el Banco de la República, repuntó 26 por ciento y alcanzó los 5.429 millones de dólares en el primer semestre del año deja sentir sus efectos en los negocios inmobiliarios.

POR:
noviembre 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-28

En el tercer trimestre del año, en Bogotá, ingresaron al mercado de las oficinas 8 edificios con un área rentable de 54.000 metros cuadrados. El 62 por ciento de estas son clase A plus y están ubicadas en el sector de Santa Bárbara. Según un estudio de Colliers International, para los próximos trimestres se espera que la oferta siga en aumento, pues varios edificios se están terminando, aunque hay riesgo de menor crecimiento debido a la desaceleración económica. Colliers estima que en Bogotá existen 90 proyectos de oficinas, 51 en construcción y el resto sobre planos. Esto permite prever que en los próximos dos años entrarán al mercado 650.000 metros cuadrados nuevos de oficinas, 77 por ciento de ellos en edificios clase A plus y A (ver recuadro). “Estas cifras apoyan la teoría de que existirá sobreoferta en la ciudad en el mediano plazo”, vaticina el informe. El incremento de la oferta sería del 50 por ciento para el 2010, lo que permitiría estabilizar los precios de renta o, incluso, que bajen. Sin embargo, los precios de alquiler en toda la ciudad siguen disparados. En el tercer trimestre del año, los arriendos de las oficinas A plus crecieron 49 por ciento, mientras las de clase A repuntaron en 39 por ciento y las de la B superaron el 24 por ciento. “Esto ocurre por el incremento de la dinámica de la economía local, unida a la escasez de espacios con buenas especificaciones, lo que se resolvió con renovación y construcción de edificios con mejores características arquitectónicas y tecnológicas”, dice Roberto Cáceres, director de Colliers. Los precios más altos cobrados históricamente están en Santa Bárbara, con 75.000 pesos por metro cuadrado. Un estudio de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá dice que, en Santa Bárbara, un metro de terreno sin edificar vale entre 2,6 y 3 millones de pesos y aunque no es el más costoso sí es el que más renta. En este corredor la excepción es Teleport (carrera séptima entre 116 y 112), donde el suelo vale 5,5 millones de pesos y ha crecido 34,71 por ciento. Los alquileres en el sector de la calle 100 subieron 27 por ciento y se ubican entre 40.000 y 62.000 pesos por metro. En El Andino, los valores oscilan entre 55.000 y 70.000 pesos por metro cuadrado, mientras un metro de tierra vale 5,5 millones de pesos y se ubica como el suelo más costoso de Bogotá. Este primer lugar lo comparten con la Zona Rosa, el Parque de la 93 y Teleport. En Salitre, el arriendo de un metro cuadrado vale entre 40.000 y 57.000 pesos, mientras el metro de suelo cuesta 3 millones de pesos. En lo corrido del año, las empresas de Bogotá han ocupado 56.700 metros cuadrados de oficinas A plus, A y B, cifra superior en 46 por ciento a la del mismo periodo del 2007. Este incremento de la demanda repuntó de manera especial en el tercer trimestre. Los analistas de Colliers International consideran que esa tasa de vacancia seguirá creciendo, pues cada vez son más las oficinas antiguas y con escasos parqueaderos las que quedan vacías; Así mismo, las empresas extranjeras que llegan al país y que buscan una sede en Bogotá va en aumento tanto que se considera que en diciembre se registrará la cifra históricamente más alta de demanda de oficinas en los últimos cinco años. No obstante, para el 2009 y el 2010 el comportamiento será mucho más conservador. CATEGORÍAS DE LAS OFICINAS La A ‘plus’ es la categoría de mayores especificaciones técnicas y arquitectónicas. El tiempo de construido no supera los 10 años, las alturas de piso a techo son mayores a 3,5 metros, ofrece un espacio de parqueo por cada 30 metros cuadrados de oficina, tiene sistemas avanzados de comunicaciones y seguridad contra incendio y control de acceso. Además, se valoran variables importantes como la ubicación, las vías de acceso al edificio y la cercanía a los centros financieros y sociales importantes de la ciudad. La clase A. Son los edificios que tienen entre 11 y 20 años de cons- truidos, alturas de piso a techo de 3 metros, un parqueadero por cada 40 metros de área y siste- mas de seguridad de mediana efectividad. Clase B. Son los que tienen entre 21 y 25 años de construidos, altu- ras que no sobrepasan los 2,5 me- tros, un parqueadero por cada 50 metros y sistemas de seguridad muy básicos. De moda, los edificios que ahorran servicios “Es claro que el costo de los servicios públicos es uno de los factores que más se analizan a la hora de elegir una oficina. Por eso, los empresarios están prefiriendo los proyectos sostenibles o denominados verdes”, dice Ernesto Estefan, presidente de Contempo, firma especialista en diseño y ubicación de oficinas. Como respuesta a la problemática ambiental, el sector de la construcción está empezando a dar sus primeros pasos en el tema de la sostenibilidad. Se estima que en la ciudad hay unos 17 proyectos que cuentan con alguna característica ambiental y la tendencia continúa en aumento. “Por ejemplo Glass Haus ofrece una cubierta tapizada en grama para disminuir la temperatura interior y evitar el uso de aire acondicionado, de paso se optimiza este espacio dándole una zona de recreación pasiva a los empleados”, explica Roberto Cáceres, presidente de Colliers International Colombia. “Precisamente se está consolidando el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible y se están adecuando las normas internacionales para calificar los proyectos del país”, señala Victoria Eugenia Vargas, gerente de relaciones de la cementera Holcim. En su opinión, es importante saber cómo se comportan las edificaciones, cuánto vale sostenerlas y qué se va a hacer con ellas cuando terminen su vida útil para no consumir todos los recursos naturales”, manifestó, al explicar las razones de la nueva tendencia.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido