OIT prevé mejora en empleo

La tasa de desempleo urbano en América Latina y el Caribe caería levemente en el 2010, gracias a las políticas aplicadas por varios gobiernos de la región para paliar el impacto de la crisis financiera mundial, estimó ayer la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

POR:
enero 12 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-12

En su informe ‘Panorama Laboral 2009’, la OIT prevé que el desempleo urbano baje a un 8,2 por ciento en el 2010. El informe de la OIT también indica que en 2010 la economía de la región crecerá en promedio un 4,1 por ciento (según proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe-Cepal), por lo que se cree que el desempleo cederá paulatinamente este año. La reducción del 0,2 por ciento en la tasa de desempleo de 2010, con relación a 2009 (de 8,4 a 8,2 por ciento), no es significativa dado que el número absoluto de desempleados se mantendrá alrededor de los 18 millones de personas sin empleo en a región, precisó el documento “Se ha destacado el impacto positivo de políticas aplicadas por diversos gobiernos de la región que en muchos casos contribuyeron a contener los efectos de la crisis sobre el empleo”, precisó la OIT en el informe. “A diferencia de lo que ocurría antes, cuando se recurría inmediatamente al ajuste, en esta oportunidad se optó por políticas contracíclicas de expansión del gasto fiscal y a programas sociales”, agregó. En ese sentido, la organización recomendó continuar con esas políticas de estímulo, ya que terminar con ellas podría debilitar la consolidación del repunte económico. EL DESEMPLEO AUMENTÓ EN EL 2010 Asimismo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dijo que la tasa de desempleo urbana se elevó a un 8,5 por ciento entre enero y septiembre del 2009, desde el 7,7 por ciento del mismo lapso del año previo. En todo el 2009, el desempleo en las ciudades habría subido a un 8,4 por ciento, desde el 7,5 por ciento del 2008, en un contexto de una caída del 1,8 por ciento del PIB regional, añadió. Las cifras indican que unos 2,2 millones de personas perdieron su trabajo en Latinoamérica en 2009 debido a la crisis financiera, con lo que el número de desempleados suma 18,1 millones de personas, según el informe de la OIT. El director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Jean Maninat, subrayó en el prólogo que “la llegada de la crisis puso el fin a un ciclo positivo de cinco años durante el cual el buen desempeño de las economías latinoamericanas y caribeñas significó una persistente reducción del desempleo urbano regional, que pasó de 11,4 por ciento en 2002, a 7,5 por ciento en 2008”. La crisis no fue tan profunda como se pensó en un inicio, ya que la tasa de desempleo de 2009 pudo ser mayor, aunque la cifra refleja que numerosas personas se retiraron del mercado laboral, desalentadas por la falta de oportunidades, en su mayoría, jóvenes, agregó Maninat. Las propuestas para mejorar Ante la situación, la OIT propone mantener las políticas anticíclicas de tal forma que no sean eliminadas antes de que se consolide la recuperación de la economía, pero que no duren tanto como para complicar la situación fiscal. Por otra parte, hace un llamado a estimular la contratación de jóvenes, cuyo desempleo ronda el 20 por ciento, así como a continuar con los programas de formación y de empleo público. HERJOS

Siga bajando para encontrar más contenido