El oleoducto Caño Limón-Coveñas reactiva sus operaciones

El bombeo de petróleo se restableció tras estar detenido durante dos meses después de una serie de ataques de la guerrilla y de la protesta de la comunidad indígena U'wa que se oponía a la reparación de un tramo de la tubería, informó el lunes Ecopetrol.

El bombeo de petróleo se reactivó el domingo en la tarde.

Archivo Portafolio.

El bombeo de petróleo se reactivó el domingo en la tarde.

POR:
mayo 26 de 2014 - 03:21 p.m.
2014-05-26

La paralización fue la más larga desde que el oleoducto, de 780 kilómetros de longitud y una capacidad para transportar hasta 220.000 barriles diarios de crudo, entró en funcionamiento en la década de 1980.

"El bombeo se restableció el domingo, después de que concluyeron los trabajos de reparación", dijo a Reuters una fuente de la petrolera Ecopetrol.

El restablecimiento del bombeo por el oleoducto le permitirá a Ecopetrol levantar la declaratoria de fuerza mayor, figura a la que se acogió a comienzos de abril para evitar demandas por incumplimientos contractuales para la entrega de crudo.

También le permitirá a la estadounidense Occidental restablecer las operaciones de producción de sus campos Caño Limón y Caricare, ubicados en el departamento de Arauca, que en promedio producen 67.000 barriles diarios.

La suspensión del bombeo, que provocó millonarias pérdidas a la economía de Colombia, fue la principal causa por la que el país incumplió su meta de producción de un millón de barriles diarios en marzo y abril.

El petróleo es el principal generador de divisas por exportaciones para la cuarta economía de América Latina y una importante fuente de ingresos por impuestos y regalías. De acuerdo con estimaciones de Ecopetrol, cada día de parálisis del oleoducto implica 72.000 barriles menos de producción y 8 millones de dólares en pérdidas para el país.

La comunidad indígena U'wa se opuso por varias semanas a que operarios ingresaran a su territorio para reparar un tramo del oleoducto, destruido en un ataque con explosivos de la guerrilla.

Las Farcy el ELN han intensificado sus ataques contra la infraestructura petrolera del cuarto productor latinoamericano de crudo.

Durante el 2013 se reportaron 259 ataques de los grupos rebeldes contra los oleoductos de Colombia, la mayor cifra en más de una década, lo que provocó una reducción de la producción y de la exploración.
Reuters

Siga bajando para encontrar más contenido