Opciones van y vienen para frenar apreciación del peso

El Gobierno y el Emisor han adoptado medidas para contener la apreciación del peso y así evitar que siga minando los ingresos de los industriales.

La apreciación sigue siendo un dolor de cabeza para el Gobierno.

Archivo Portafolio.co

La apreciación sigue siendo un dolor de cabeza para el Gobierno.

POR:
febrero 22 de 2013 - 01:29 p.m.
2013-02-22

La moneda del país, cuyas finanzas públicas se alimentan mayoritariamente de las exportaciones de petróleo y carbón, se ha fortalecido constantemente por una mayor inversión extranjera directa y en menor medida por el influjo de capitales externos especulativos hacia los mercados de capitales.

El propio ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha admitido que gran parte de la tendencia alcista de la moneda local frente al dólar está asociada con lo que denominó un "tsunami" de liquidez impulsado por Estados Unidos y Europa para contrarrestar la crisis que azota a las economías desarrolladas.

"Necesitamos que las autoridades en Europa y Estados Unidos tomen plena consciencia de que los problemas de sus países no se resuelven simplemente imprimiendo más dinero, sólo con la política monetaria, sino que tienen que tomar medidas también de carácter fiscal que nos permitan a nosotros darnos un alivio en materia de la tasa de cambio", dijo Cárdenas.

A pesar de que el peso acumula una depreciación de 1,73 por ciento en lo que va del año y de 1,18 por ciento en los últimos 12 meses para acercarse a 1.800 unidades por dólar, aún se encuentra lejos del nivel considerado como óptimo por el Gobierno, de entre 1.900 y 1.950 por dólar.

Sólo en el 2012 la moneda se apreció un 9 por ciento.

Tanto analistas como unos investigadores del mismo Banco de la República han considerado que la tendencia alcista de la moneda se reanudará en el corto plazo debido a la entrada de flujos de inversión extranjera directa y al apetito por Colombia.

AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido