La Opep busca el consenso sobre su oferta de petróleo

La Opep, preocupada por la crisis de la deuda de la Eurozona, busca en Viena el consenso para alcanzar mañana una acuerdo sobre su oferta conjunta de crudo y superar las discrepancias internas que hicieron fracasar su última reunión.

POR:
diciembre 14 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-14

La 160ª conferencia ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) está marcada por las crecientes incertidumbres que se ciernen sobre el mercado y dificultan los pronósticos sobre la demanda y la oferta de "oro negro". "Estamos muy preocupados por las estimaciones de crecimiento para el año que viene, en particular de la economía de la Eurozona, de la norteamericana", dijo ayer a la prensa en Viena el ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez. "Será necesaria una vigilancia estrecha de la crisis de deuda de la zona del euro, del decrecimiento de la actividad en las economías en desarrollo, y de la situación aún de relativa debilidad en EE. UU.", señaló la Opep en su informe de diciembre publicado ayer y en el que, al igual que la Agencia Internacional de Energía, revisó a la baja su pronóstico sobre la demanda mundial de crudo. A ello se añaden otros factores, como la rápida recuperación de las exportaciones de crudo de Libia, así como el aumento del bombeo de Irak, que atizan los temores a una caída de los precios. Frente al grupo de los países del golfo Pérsico liderados por Arabia Saudí, el mayor exportador mundial de crudo, que abogan por moderar el valor del petróleo para ayudar a la economía mundial e impulsar la demanda, otros socios, como Irán y Venezuela, rechazan un aumento de la oferta y buscan los altos precios. En lo que va del año, la cotización media del barril de Brent se sitúa en 111,67 dólares, la del barril de la Opep, en 107,47 dólares, y la media del crudo de Texas (WTI), en 94,67 dólares. La división en el seno de la Opep quedó patente en la conferencia de junio en Viena, que concluyó sin ni siquiera una declaración conjunta. El ministro saudí, Ali I. Naimi, la calificó como "una de las peores reuniones" y anunció que su país abriría los grifos para compensar la falta de barriles libios. Naimi confirmó ayer que la producción de su país en noviembre alcanzó los 10,04 millones de barriles diarios (mbd), el nivel más alto en varias décadas.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido