Operadores de larga distancia han perdido más de US$480 millones en ocho años, debido a fraude | Finanzas | Economía | Portafolio

Operadores de larga distancia han perdido más de US$480 millones en ocho años, debido a fraude

A pesar de esfuerzos realizados por operadores y autoridades para combatir servicio ilegal, este fenómeno no solo sigue presente en el mercado, sino que ahora se 'disfraza' para pasar por legítimo.

POR:
septiembre 09 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-09

De acuerdo con la información suministrada por la Alianza Contra el Fraude en Telecomunicaciones -integrada por Telefónica-Telecom, UNE y ETB-, en los últimos operativos realizados contra compañías que prestan este tipo de servicios las autoridades encontraron personas que respaldan su operación ilegal con una licencia (Título Habilitante Convergente) suministrada por el Ministerio de Comunicaciones.

Para los abogados de la Alianza es claro que esta licencia -cuyo valor no supera los dos millones de pesos- es uno de lo requisitos fundamentales para considerar legal un servicio de telecomunicaciones, pero advirtieron que no es el único.

Los expertos recordaron que un operador de larga distancia internacional debe firmar diversos convenios de interconexión que le permitan prestar sus servicios (generar y recibir llamadas) desde teléfonos fijos y móviles, así como contar con una numeración que lo identifique, por ejemplo, el 009 de Telefónica-Telecom, el 005 de UNE o el 007 de ETB.

Precisamente, los operadores ilegales no suelen realizar este tipo de convenios porque incurrirían en costos que echarían por tierra las utilidades de su negocio ilícito.

De ahí que prefieran enrutar las llamadas provenientes del exterior por un canal no autorizado, fenómeno conocido como by pass, y luego las hacen pasar como una llamada local en la ciudad de destino (reoriginamiento).

Gracias a estos trucos, los operadores ilegales se quedan con buena parte del tráfico internacional entrante (el 29 por ciento en el 2007) y evaden el pago de contribuciones al Fondo de Comunicaciones, así como los cargos de interconexión de los operadores fijos y móviles en cuyas líneas terminan las llamadas provenientes del exterior.

También los celulares

Otro de los sectores afectados por las actividades ilícitas es el de la telefonía móvil. Allí los operadores se enfrentan a diario a personas con cédulas falsas o robadas que desean adquirir planes de alto consumo por los que después nadie responde.

Igualmente, hacen frente a individuos que adquieren numerosos equipos que luego desaparecen en el mercado negro.

Eso por no hablar de la industria detrás del robo de celulares que reescribe los seriales de los teléfonos para que se puedan utilizar en otros operadores y países.

Siga bajando para encontrar más contenido