'Operativo para liberación de general está en marcha'

El anuncio lo hizo el mandatario desde Popayán, en el marco de un encuentro con indígenas.

Juan Manuel Santos, presidente de la República, anunció procedimientos para el rescate.

Archivo EL TIEMPO

Juan Manuel Santos, presidente de la República, anunció procedimientos para el rescate.

Finanzas
POR:
noviembre 21 de 2014 - 12:03 a.m.
2014-11-21

“Ya el procedimiento está en marcha”, dijo el presidente Juan Manuel Santos al referirse a la liberación del general Rubén Darío Alzate, la abogada Gloria Urrego y los tres militares Jorge Rodríguez, César Rivera y Jhonatan Díaz, todos en poder de las Farc.

“Apenas aparezcan libres los secuestrados que están en manos de las Farc (…) apenas los vea libre, voy a dar las instrucciones para que los negociadores regresen a La Habana y continúen, ojalá a buen ritmo las negociaciones para poder culminar este proceso a la mayor brevedad posible”, dijo el mandatario.

El brigadier general Rubén Darío Alzate Mora fue secuestrado el pasado domingo en Las Mercedes, corregimiento ubicado a unos 30 minutos de Quibdó, en el departamento del Chocó.

Al general Alzate, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán del Ejército, lo acompañaban el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego.

Los tres se habían embarcado en un bote para navegar por el río Atrato y en horas de la tarde, en Las Mercedes, fueron sorprendidos por miembros del frente 34 de las Farc, estructura que hace parte del bloque ‘Iván Ríos’.

Alzate, Rodrígez y Urrego estaban de civil y desarmados en el momento del secuestro, según el reporte de un soldado que los había acompañado en el bote y quien comunicó en un reporte lo que había presenciado.

Horas después de que se conociera la noticia, el presidente Juan Manuel Santos se vio obligado a suspender los diálogos de paz con las Farc, proceso que avanza en La Habana, “hasta tanto se liberen a estas personas”.

Pero no era la única razón. El secuestro de los soldados César Rivera y Jhonatan Díaz, que tuvo lugar una semana antes en Arauca, también tuvo su peso, según el Gobierno, para frenar de manera parcial los diálogos en Cuba.

Mientras tanto, el ministro de Defensa ya había dado orden para desplegar en la zona donde ocurrió el secuestro a un masivo grupo de hombres que superaba los mil, para ejercer labores de patrullaje y avanzar en la posibilidad de un posible rescate.

La noticia del anuncio de la suspensión de las negociaciones ya se había regado por los medios del mundo, mientras que la comunidad internacional y los distintos sectores políticos del país expresaban el respaldo a la decisión del Gobierno y exigían a la par la liberación de los cinco secuestrados.

En medio de los interrogantes, pues no había claridad de por qué el general Alzate había violado los protocolos de seguridad moviéndose por una zona con fuerte presencia guerrillera, vestido de civil, desarmado y sin tener la seguridad debida para estos desplazamientos, los delegados de las Farc en la mesa de diálogos, desde La Habana, anunciaban que el futuro de los secuestrados no era una decisión de su competencia, sino del máximo jefe de esa guerrilla, alias ‘Timochenko’.

Pero este miércoles el proceso de paz y la suerte de los secuestrados empezó a enderezarse. La intermediación desde La Habana de los países garantes del proceso, Cuba y Noruega, a través de sus representantes, anunciaron que ya estaban listas las condiciones para la liberación de los secuestrados.

EL TIEMPO POLÍTICA