Organización Greenpeace denuncia peligro de extinción de atún rojo en Mediterráneo

Las granjas de engorde del atún rojo, que se desarrollaron a fines de los años 1990 en el Mediterráneo, deben ser controladas porque constituyen “una autopista” hacia la extinción de las reservas disponibles de esta especie, denunció la organización ecologista Greenpeace.

POR:
agosto 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-29

Según Greenpeace, estas granjas actualmente existen en once países, incluyendo a España, Croacia, Portugal y Turquía. Francia renunció recientemente a ellas. La tripulación del ‘Rainbow Warrior II’, que desde mayo recorre el Mediterráneo para documentarse sobre la explotación del atún rojo, se dispone a efectuar un estudio submarino cerca de las costas de Cartagena, donde pululan dichas granjas. “Los intereses financieros son enormes”, explica François Provost, encargado de la campaña Océanos para Greenpeace Francia. El atún criado en las granjas se destina fundamentalmente al mercado nipón, donde un kilo de este pez se negocia a 100 dólares, e incluso a más de 500 dólares “para atunes de calidad excepcional”, según el Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (Ifremer). Pero este lucrativo comercio puede terminar tan rápidamente como comenzó debido a que no se respetan lan cuotas de pesca, sostienen Greenpeace y el Fondo Mundial para la Naturaleza. AFP

Siga bajando para encontrar más contenido