‘Orgulloso por la reducción del desempleo y más formalidad’

Al hacer un balance de su gestión, el Minhacienda, Mauricio Cárdenas, tiene como carta de presentación los buenos indicadores macroeconómicos. Admite que el dólar y la desigualdad le inquietan.

Mauricio Cárdenas / Ministro de Hacienda

Archivo Portafolio

Mauricio Cárdenas / Ministro de Hacienda

Finanzas
POR:
julio 10 de 2014 - 02:01 a.m.
2014-07-10

Cerca de cumplir dos años como Ministro de Hacienda y ad portas del arranque del segundo periodo de Juan Manuel Santos en la Presidencia, Mauricio Cárdenas mira hacia atrás con la certeza de que las cifras macroeconómicas avalan su buena gestión.

Confiesa que tiene el ánimo necesario para seguir al frente de la economía nacional.

Asumió la cartera de Hacienda en septiembre del 2012, luego de ser ministro de Minas y Energía, y, desde entonces, su lineamiento ha permitido que la economía colombiana consolide un crecimiento sostenible.

PARA MOSTRAR, LO MACRO

El dato del primer trimestre del 2014 corrobora la afirmación, pues el PIB creció 6,4 por ciento con una clara tendencia al alza, precisamente desde su llegada a Minhacienda.

Lo mismo podría afirmarse de la industria, que entre enero y marzo pasados creció 3,3 por ciento, luego de un largo periodo generando cifras negativas.

Cárdenas dice que hay que creer que esa recuperación manufacturera se mantendrá porque hay una parte importante de la industria que se está beneficiando del buen desempeño del sector de la construcción, como los subsectores que producen insumos.

“También hay sectores que están en mejores condiciones porque hemos tomado medidas que le ayudan a los empresarios frente a la competencia internacional, como en calzado y confecciones.

Al mismo tiempo, el consumo de los hogares va bien y eso le permite a los sectores de bienes de consumo masivo, como alimentos y bebidas, tener un buen desempeño”, agrega el Ministro, que acaba de cumplir 52 años de edad (9 de junio).

Cárdenas admite que la disminución del desempleo (8,8 % en mayo) y el aumento de la formalidad (46,5 % en abril) son sus motivos de mayor satisfacción.

“Me enorgullezco del comportamiento del mercado laboral.

El que más colombianos tengan un trabajo digno, con prestaciones, se lo debemos a la reforma tributaria y al buen dinamismo de la economía”, afirma.

La inflación no ha sido un dolor de cabeza durante estos dos años, pues se han cumplido las metas en coordinación con el Banco de la República.

Sumado a eso, Colombia también puede exhibir un déficit fiscal sostenible, de 0,9 por ciento del PIB durante el 2013, y, en general, la perspectiva de crecimiento de 4,7 por ciento para este año evidencia que los indicadores macro juegan a favor del trabajo del Ministro.

DESIGUALDAD, EN LA MIRA

Sin embargo, algunos contradictores del Gobierno afirman que de poco sirve que los indicadores mejoren si no se avanza en reducir la pobreza y la inequidad.

Prueba de eso es que el indicador de distribución de ingresos y riqueza, Gini, no avanzó entre 2012 y 2013, estable en 0,539 puntos.

Cárdenas no quiere tapar el sol con un dedo: “La desigualdad sigue siendo el principal problema de la sociedad colombiana.

Somos un país desigual en ingresos, en acceso a oportunidades, en la propiedad. La mejor forma de reducirla es generar empleo y buscar que el gasto público esté focalizado en los colombianos más pobres. Por el lado de los impuestos, que paguen más quienes tienen más capacidad. Ese es el criterio con el que he ejercido esta cartera de Hacienda”.

LEJOS DEL DÓLAR CÁRDENAS

La apreciación cercana al 4 por ciento que ha tenido el peso este año contrasta con el ‘dolar Cárdenas’, pues en los cálculos del Ministro, la divisa debe rondar los 1.950 pesos, lejos de los 1.850 que cuesta en promedio de hoy. “El foco es subir ese dólar como sea.

Pasa que los capitales que están entrando aprovechan que Colombia ofrece bajo riesgo y tasas de interés altas de los papeles del Gobierno (TES) y vienen porque ven más posibilidades de ganar”.

21 PROYECTOS CONVERTIDOS EN LEY Y ALGUNAS TAREAS PENDIENTES...

Como Minhacienda, Mauricio Cárdenas exhibe como parte de su balance positivo el hecho de haber convertido en leyes de la República 21 proyectos presentados al Legislativo.

Con respecto a las tareas que considera que le quedan pendientes afirma que: “Realmente las principales iniciativas que nos hemos propuesto las hemos sacado adelante, pero hay tareas pendientes: en desarrollo industrial, fortalecimiento del sector industrial, en seguir consolidando la focalización del gasto público en los sectores más vulnerables y que sea una herramienta efectiva para reducir pobreza y desigualdad.

“Algo que estuvimos cerca de presentar al Congreso de la República, pero que no vimos el espacio ideal en la agenda legislativa, fue el proyecto de ley para eliminarle los tres ceros a la moneda. Se nos quedó un poco en el tintero, pero, en general, la agenda avanzó bastante bien. Espero que así sea en la próxima legislatura”, agrega.

MINISTRO CON PASIÓN Y DEDICACIÓN

Respetuoso de su descanso, de no llevar trabajo al hogar, al Minhacienda lo apasiona leer biografías.

No es fácil ser la cabeza de la política macroeconómica de un país con tantas necesidades, pero en desarrollo como Colombia.

Sin embargo, el Ministro de Hacienda duerme tranquilo. “Trato de ser muy disciplinado con los horarios, me acuesto a las 12 de la noche y me levanto a las 6 de la mañana todos los días”.

En ese orden de ideas, prefiere quedarse un rato más en las noches, en su extensa y cómoda oficina del centro de Bogotá, que llevar trabajo a su casa.

“No llevo tanto trabajo en papeles y documentos, lo que hago es desatrasarme en correos, el chat y lo queda pendiente de responder durante cada día”, cuenta.

Actualmente, en el poco tiempo libre que le queda, pues tiene su agenda copada, lee la biografía de Alexander Hamilton, un economista, político, escritor, abogado y soldado estadounidense de comienzos del siglo 19.

“Me gusta mucho el género de la biografía y estoy leyendo la de Hamilton, el primer Secretario del Tesoro de Estados Unidos, fue él quien creó el Departamento del Tesoro en ese país.

Fue uno de los padres del movimiento independentista de EE. UU., y un gran colaborador del presidente George Washington. Claro, me gusta combinarlo con géneros como la novela y otros, pero ahora estoy en eso”, cuenta.

Claro, la labor en el Ministerio tiene momentos y cosas incómodas.

“En general, disfruto mucho mi trabajo, no es que me esté sacrificando en nada, porque disfruto cada momento, pero este es un trabajo donde constantemente, en cualquier escenario, en todos los momentos, siempre hay alguien pidiendo algo y eso es parte del trabajo incómodo y hay que acostumbrarse a vivir con eso”, agrega.

De otro lado, en estos días la especulación sobre futuros cambios en el gabinete están a la orden del día, pero Mauricio Cárdenas no se desgasta con eso.

“Es difícil decir si me voy a quedar o me voy, porque en el tema de los ministerios uno tiene que ser respetuoso de la voluntad del Presidente, que es quien tiene esa potestad y, cualquier comentario de quedarse o irse, o cambiar puede ser incómodo”, dice y agrega que “lo único que digo es que soy Ministro de Hacienda y es algo que hago con pasión y dedicación; es mi campo, lo que conozco, en lo que he trabajada y estoy muy contento.

Soy un soldado de la patria y sigo las instrucciones de lo que el Presidente considere que es lo mejor para su Gobierno y para el país”, concluye.

EL MUNDIAL Y LA CLASE MEDIA COLOMBIANA

El Ministro dice que la infraestructura y la paz permitirán que el producto per cápita se duplique.

Como la gran mayoría de los colombianos, Mauricio Cárdenas siguió cada partido de la Selección Colombia en Brasil.

“He visto todo y sobre todo, muy pendiente de los resultados de Colombia, porque la fiebre amarilla nos contagió a todos y nos hizo sentir algo especial de nuestra colombianidad”.

Cárdenas tuvo la oportunidad de estar en el juego contra Brasil, cuando el equipo nacional fue eliminado del certamen, en cuartos de final tras caer 2-1 frente a Brasil.

“Ese fue un momento triste, pero con orgullo, porque Colombia hizo un gran papel y se mostró al mundo como un país que no solo juega buen fútbol, sino que se presentó como un país sólido, con una gran hinchada que inundó calles de Brasil, donde la gente percibió que somos un país alegre.

La Selección nos unió mucho, fue un momento muy especial para el país”, afirma.

De igual manera, Cárdenas dice que el hecho de que asistieran tantos colombianos al evento deportivo es una clara muestra de la evolución de la economía colombiana.

“Eso no se hubiera podido dar si la economía no estuviera atravesando un buen momento; así que también fue el reflejo del buen desempeño de la economía, porque muchas personas, no necesariamente de ingresos altos, sino de la clase media colombiana, pudieron ir a Brasil y disfrutar el Mundial acompañando a la Selección”.

EL PRODUCTO PER CÁPITA

Cárdenas dice que el aumento del producto per cápita no fue promesa de campaña. “Estamos en 8.300 dólares. Si el país sigue con el ritmo actual, creciendo al 5 %, vamos a estar en 10.300 dólares, y, para llegar a 11.300, se va a necesitar un punto anual de crecimiento adicional por cuenta de la infraestructura y, a largo plazo, si consolidamos la paz, eso nos da un punto más, para que en 12 años, se llegue al nivel de 20 mil dólares”.

Jaime Viana Rojas

Subeditor Portafolio