¿Un pacto presidencial con el medio ambiente?

En el panorama político actual, y a pesar de la reciente creación del Partido Verde, ha brillado por su ausencia hasta la fecha un debate serio y medido por parte de los principales candidatos a la Presidencia sobre su visión hacia el largo plazo del medio ambiente de Colombia.

Finanzas
POR:
marzo 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-30

Es una lástima que esto sea así, y una carencia tanto de los candidatos como del electorado, vista la importancia trascendental del medio ambiente –tanto nacional como internacional– para el bienestar de todos los colombianos, hoy y en el futuro. A raíz de esta situación, y con base a una experiencia parecida, llevada a cabo en Francia en las elecciones presidenciales de 2007, una coalición de organizaciones, académicos y líderes ambientales ha establecido durante los últimos meses la Alianza para el Pacto Ambiental Colombiano (ver www.pactoambientalcolombia.com, para más detalles). La meta principal de la Alianza parece sencilla: que cada candidato presidencial lea, internalice y después firme el Pacto Ambiental, un documento breve y general sobre las prioridades ambientales del país, el cual se puede bajar del sitio web de la Alianza. Hasta la fecha, cuatro de los candidatos presidenciales lo han firmado: Vargas Lleras, Sanín, Petro y Fajardo. Santos y Pardo están a punto de hacerlo, Mockus lo está estudiando y Arias ha cancelado dos citas para mirarlo y dar su concepto. Una vez firmado el pacto por todos, el desafío verdadero empieza: entender de fondo la visión de cada candidato, y las propuestas específicas que tiene cada uno sobre el medio ambiente en Colombia. Al examinar el documento, cinco temas gruesos se destacan, más allá del cambio climático que es transversal: 1. agua (política hídrica; el derecho al agua; el mejor manejo de las cuencas hidrográficas; la protección de los páramos; los ríos; la pesca; la política marina y de los océanos); 2. Colombia rural (áreas protegidas, bosques/deforestación, la Amazonia, la agricultura y biodiversidad); 3. Colombia urbana (contaminación urbana, ciudades sostenibles para el siglo XXI, transporte público, espacios verdes, calidad de vida, salud, residuos sólidos); 4. desarrollo sectorial (minería y petróleo; la inversión extranjera; los puertos; las carreteras; el crecimiento económico sostenible; lo que implicaría tener una economía ‘verde’ colombiana); y 5. la institucionalidad ambiental colombiana (el Ministerio de Ambiente; el Sena; el papel de las corporaciones autónomas regionales; la Ley de Regalías; y el presupuesto del sector nacional ambiental). Son temas importantes y relevantes todos dignos de estudio, debate y de la elaboración de políticas serias. Para este fin, la Alianza ha convocado un foro, televisado, el 22 de abril (el Día de la Planeta) con todos los candidatos para discutirlos más a fondo; y habrá un espacio en el sitio web de la Alianza para examinar sus políticas. Confío en que este esfuerzo valioso recibirá la atención –tanto de los medios, como de los mismos políticos y ciudadanos– que merece. "En el panorama político actual, ha brillado por su ausencia, hasta la fecha, un debate serio sobre el medio ambi- ente en Colombia". edwardleodavey@gmail.com *Asesor sobre el medio ambiente ADRVEG