Solo el 9 % de los pagos en Colombia son electrónicos

Así lo dice un estudio realizado por Better Than Cash Alliance, cuyos detalles y estrategia para avanzar en el país serán dados a conocer este martes.

Beth Porter, asesora de la Better Than Cash Alliance.

Archivo particular

Beth Porter, asesora de la Better Than Cash Alliance.

Finanzas
POR:
enero 27 de 2015 - 02:14 a.m.
2015-01-27

Los avances de Colombia en materia de inclusión financiera en los últimos años son evidentes, pero la asignatura pendiente sigue siendo reducir el uso del efectivo.

Si bien el 69 por ciento del monto de dinero que mueve la economía en un mes se hace por vía electrónica, lo cierto es que solo el 9,7 por ciento del número de pagos son en dichos canales.

Así lo señala un estudio que será presentado este martes por Better Than Cash Alliance, grupo conformado por el Fondo de Desarrollo de Capital de Naciones Unidas, entidades gubernamentales y compañías del sector financiero para generar conocimiento y dar asistencia en la transición del efectivo a los pagos electrónicos.

La diferencia entre ambas cifras radica en que el Estado es quien lidera los pagos electrónicos y por ende las mayores sumas movilizadas, mientras que las personas del común usan muy poco los canales electrónicos para sus transacciones del día a día.

Beth Porter, asesora de Better Than Cash Alliance, explica que Colombia ha mostrado su compromiso real en la lucha contra el uso del efectivo y el Gobierno lidera la estrategia de cambio a los pagos electrónicos.

“El país ha logrado una migración importante, especialmente en lo que se refiere a las transacciones con el Gobierno. Ahora viene una segunda fase, que es tener más empresas vinculadas y más pagos de bajo valor que se hagan por vía electrónica”, señala.

Recordó que la reducción en el uso del efectivo ayuda a la eficiencia, reduce los costos, es más segura y da mayor transparencia en las operaciones.

A pesar de que en Colombia hay grandes desincentivos al uso de canales electrónicos como la informalidad de la economía e impuestos como el 4 por mil, Porter señala que hay que dar más estímulos para que tanto las personas como los establecimientos comerciales hagan mayor uso de los canales electrónicos y generar mayor confianza para ir erradicando la cultura del efectivo.

“Colombia está entrando en una fase más compleja en la agenda de transición, y entre otros temas, es necesario que haya un trabajo más coordinado entre todos los jugadores del sector, lo que incluye no solo al Gobierno sino a las entidades financieras, las compañías de telecomunicaciones y los demás agentes”, dice.

La estrategia completa se presentará hoy con el estudio, y también se tomarán como referente algunas buenas prácticas de Colombia como el pago de subsidios en cuentas de ahorro y la cédula cafetera, entre otros.