En 2 años podría haber pagos inmediatos hacia diferentes países

Así lo vaticina Leonardo Escobar, director regional de la multinacional ACI Worldwide.

Leonardo Escobar, director de ACI Worldwide para América Latina.

Leonardo Escobar, director de ACI Worldwide para América Latina.

Foto: Néstor López/Portafolio

POR:
Portafolio
octubre 10 de 2017 - 09:48 p.m.
2017-10-10

ACI Worldwide procesa más de mil millones de transacciones anuales en Colombia y 10.000 cajeros automáticos son impulsados gracias a su plataforma.

Pero no solo eso, esta multinacional –que ejecuta por día más de US$14 billones en pagos y valores– decidió asumir un papel protagónico en el país y hace poco reunió a distintos agentes de su segmento, en lo que llamó el Consejo de Influencia de Pagos, con el fin de animarlos a que afronten en conjunto sus grandes desafíos.

Leonardo Escobar, director para América Latina (menos México) habla de estos temas.

¿Cómo ha sido su estadía en el país y la región?

La empresa nació hace 40 años en Estados Unidos y está hace más de 30 en Latinoamérica y más de 20 en Colombia atendiendo clientes, aunque, no con presencia directa. En marzo del 2012, ACI decide abrir operaciones acá para atender el mercado y ya tenemos 100 empleados.

¿Qué es y para qué el Consejo de Influencia?

Lo que buscamos era reunir a las personas y empresas influyentes de la industria de pagos y empezar a generar discusiones sobre nuestros retos, tendencias, e intentar acciones para impulsar el mercado hacia donde creemos debe ir, en cuanto a innovación y prevención del fraude, etc.

¿Quiénes acudieron?

La idea era que fueran las personas precisas e invitamos a los ejecutivos de entidades financieras del segmento y comercios asociados a pagos.

¿Qué temas trataron?

Queríamos hablar de pagos inmediatos, un tema que está tomando vigencia en el mundo y en particular en Latinoamérica y en Colombia también, por todo el interés que ha manifestado el Banco de la República.

El segundo tópico fue la matriz de pagos, que tiene que ver con la interconectividad entre países y bancos para habilitar pagos de cualquier lugar a cualquier lugar.

Y el tercero, fue nuestro papel en el desarrollo del comercio electrónico.

¿Qué son los pagos inmediatos?

Son una modalidad que habilita a que una persona natural o jurídica pueda hacer un pago electrónico en tiempo real a otra persona natural o jurídica en milisegundos –no importa el valor o que pertenezca a otro banco–, sin necesidad de un instrumento financiero como una tarjeta de crédito, solo con una cuenta.

¿Qué utilidad tiene?

Si tú tienes un establecimiento de comercio y quieres recibir pagos en tu tienda, no necesitas un datáfono, sino dar un mensaje que diga el correo de la persona a la que le pagan y este es como un alias que está asociado a una cuenta en un banco y solo con esto, una persona podría hacer un pago inmediato desde su celular.

¿Tanta facilidad no atenta contra la seguridad?

Que el pago sea en tiempo real y no haya un proceso de validación más diferido genera retos de seguridad, pero ya se ha implementado en países como Reino Unido, Australia, Singapur y Estados Unidos, entre otros, y es hacia donde va el mercado. Con las tarjetas de crédito hay también hay que evitar el fraude que se da a través del comercio electrónico, pero se están identificando y resolviendo los problemas a medida que se incursiona en esta tecnología.

¿Estamos lejos de esto?

No sería de extrañar que viéramos pagos inmediatos en los próximos dos años en Colombia.

¿Así desaparecería el datáfono?

Yo no lo diría; más bien se transforma. Siempre será necesario. Incluso en Inglaterra, que instauró los pagos inmediatos hace más de 6 años, todavía los tienen. En pagos, todo lo que se va construyendo se hacen encima de lo existente, pero no lo reemplaza.

¿La matriz de pagos también está cerca?

Creo que para eso tendremos que esperar un poco más, porque en este momento es más prioritario cubrir las necesidades de las personas que requieren hacer transferencias al extranjero en tiempo real, reducir el fraude que esta ocurriendo desde el correo electrónico o ayudar a la bancariazacion.

¿Cuál es el mayor reto de Colombia?

Yo diría que es la bancarización, porque, para poder usar el comercio electrónico, principalmente lo que necesitas es una tarjeta de crédito. Pero, en realidad, la situación es más o menos la misma en toda la región.

¿Cómo va su empresa?

En América Latina va muy sólida, en general. Empezamos operaciones hace unos 30 años y hoy, con seis oficinas en Latinoamérica, el área representa cerca del 12% de los ingresos de la compañía a nivel global, que para una multinacional es muy relevante.

¿A qué ritmo crecen?

En la región, al 20% anual y en Colombia al 29%. Hacemos parte de economías emergentes y tenemos que liderar el alza en la firma. Si esta crece en torno al 10%, nosotros lo tenemos que hacer hacia el 20%. El crecimiento en Colombia responde a que estamos entrando en líneas de negocio donde tradicionalmente no estábamos.

¿El país, qué parte es de la operación de la región?

El año pasado fue aproximada y asombrosamente de 25%. Los que más marcan son, en su orden, México, Brasil, Colombia, Argentina y Chile. Esta no es una empresa de mercado masivo; por país, los clientes son entre 5 y 20, y nuestras soluciones tienen valores importantes debido a su naturaleza, entonces cuando se cierra una oportunidad en una plaza puede cambiar drásticamente la cifra allí, pasar por ejemplo de ser el 30% al 10%.

¿Qué tan grande es la operación local?

Contamos con 13 clientes, entre las entidades financieras más importantes, procesamos aproximadamente el 90% de las transacciones que se generan en pagos al pormenor en el país, a través de medios como tarjetas de crédito, cajeros automáticos, datáfonos, etc.

¿Cómo cobran?


Los esquemas de licenciamiento están asociados al tamaño del cliente y muy vinculados al volumen transaccional, para ofrecerles soluciones, tanto a entidades pequeñas como grandes.

Siga bajando para encontrar más contenido