‘El país está bien con el actual nivel de tasas de interés’

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que no respaldará un recorte debido a que esto atraería mayor volumen de importaciones.

El déficit en cuenta corriente fue de US$19.783 millones.

Archivo

El déficit en cuenta corriente fue de US$19.783 millones.

Finanzas
POR:
abril 01 de 2015 - 12:43 a.m.
2015-04-01

Mientras que el déficit en cuenta corriente de Colombia llegó a 5,2 por ciento del Producto Interno Bruto al cierre del año pasado, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, dejó claro en una entrevista que dio a Bloomberg en Tokio (Japón) que esta situación no le permitirá respaldar un recorte en las tasas de interés para impulsar el crecimiento, impactado por la caída de los precios del crudo.

El jefe de las finanzas públicas manifestó que sería deseable tener un déficit menor en cuenta corriente, lo cual requiere “una postura neutral en la política monetaria”.

Lo anterior, agregó, justifica que no se esté buscando una reducción en los tipos de interés. “Esto podría implicar la expansión del déficit en cuenta corriente del país al atraer más importaciones”. Este resultado, afirmó Cárdenas, es el más elevado de la última década, en medio de una coyuntura en la que los precios de materias primas como el petróleo y el carbón se han deprimido.

Reducir el déficit en cuenta corriente actual (US$19.783 millones, según cifras del Banco de la República), es para Cárdenas una meta que debería ir acompañada de baja inflación y una deuda pública en bajos niveles.

“En general, esperamos que esta tendencia continúe, teniendo en cuenta que la balanza comercial ya presentó un amplio déficit en enero del 2015”, señaló un reciente informe de la firma Credicorp Capital frente a los resultados del déficit en cuenta corriente correspondiente al 2015.

Incluso, Fedesarrollo pronosticó que el deterioro en las cuentas externas durante este año no será del orden del 5 por ciento, sino del 6 por ciento, lo cual equivale a US$20.000 millones. Así las cosas, el centro de pensamiento estima que ese déficit comenzará a revertirse de manera gradual durante los próximos años.

Pese a la situación de las cuentas externas, el ministro Cárdenas aseguró que no se prevé ninguna dificultad en la financiación del déficit y reiteró que el país cuenta con “un respaldo significativo” de los inversionistas extranjeros.

En cuanto a la actual devaluación del peso, Cárdenas reiteró que este fenómeno le dará impulso a otros sectores exportadores, mientras que los precios del petróleo continúen bajos.

Además, dijo que la depreciación de la moneda no está causando efectos como una inflación más elevada o “tensión en el sector financiero”. Concluyó que el Emisor tampoco está contemplando vender dólares.

‘EL TRASPASO DEL PESO DÉBIL A LOS PRECIOS YA SUCEDIÓ’

Aunque la inflación anual llegó a 4,36 por ciento en febrero pasado, el ministro Cárdenas dijo a Bloomberg que la mayor parte del traspaso del peso más débil a los precios ya ocurrió, lo cual llevará a la inflación de nuevo al rango objetivo del Banco de la República al terminar este año.

“Esperamos que la inflación comience a bajar de manera que la tasa de inflación anual básicamente caiga del 4,3 por ciento a algo más cercano al 4 por ciento para fines de este año”, dijo Cárdenas quien concluyó a la agencia que llevará más de un año que la inflación vuelva al 3 por ciento.