'El país debe prepararse para un dólar sobre los $3.000'

A este precio llegaría en el 2016, por la descolgada de los precios del petróleo y porque menos dólares circularán en el país si la FED sube sus tasas al final del 2015. El presidente de BTG Pactual, Armando Montenegro, prevé que alcanzaría los $3.250.

'El país debe prepararse para un dólar sobre los $3.000'

Archivo Portafolio

'El país debe prepararse para un dólar sobre los $3.000'

Finanzas
POR:
julio 17 de 2015 - 11:48 a.m.
2015-07-17

Aunque el precio del dólar se encuentra en niveles que no se veían hace 11 años, pensar en una tasa de cambio que el próximo año supere los $3.000 no es una idea descabellada para los expertos. Incluso, sostienen que factores como el choque en los términos de intercambio que ha registrado el país, y la caída de los precios del petróleo, le traerán presiones a la divisa durante los meses que vienen.

El CEO de la firma BTG Pactual, Armando Montenegro (quien ha sido presidente de Anif y director del DNP), advirtió durante un foro organizado por la firma Corficolombiana que la tasa de cambio –que ya se ha situado en niveles de $2.700–, “se va a mantener y probablemente a subir un poco hacia finales de este año”.

Esto significa, según sus estimaciones, que el dólar puede llegar a bordear los $2.900 al cierre del 2015. Sin embargo, Montenegro sostiene que “las condiciones de la economía colombiana y del resto del mundo probablemente van a llevar a un dólar de $3.000 o incluso, a los $3.250”.

Y más allá de la caída del precio del crudo (que ayer cerró en US$50 por barril WTI y que ha recibido las presiones de la reincorporación de Irán a la escena petrolera), Montenegro advirtió que razones como la financiación del déficit en cuenta corriente colombiano, y una posible alza de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), pueden llevar a que el dólar pase los $3.000 sin problema.

“El año que viene habrá la misma escasez de dólares que se presenta ahora. Sin embargo, la devaluación actual es buena porque con un dólar caro los exportadores reciben más pesos por sus productos”, aseguró el directivo de BTG Pactual.

Sin embargo, sus previsiones apuntan a que el Banco de la República deberá estar atento al comportamiento de la inflación, en caso de que el 2016 tenga un dólar de $3.000. “No hay razones para que el Emisor salga a intervenir el mercado. Ese ajuste es necesario para la economía”.

Según datos de la Superintendencia Financiera de Colombia, los niveles más altos de la divisa en los últimos 12 años se registraron en febrero del 2003. En ese momento esta llegó a un promedio de $2.968,88.

Entretanto, la codirectora del Banco de la República, Ana Fernanda Maiguashca, recordó que el país recibió un choque en los términos de intercambio que no estaba entre los cálculos de los analistas. “Es precisamente por el choque de términos de intercambio y por una caída en el petróleo (principal producto de exportación colombiano) que empezamos a ver una reacción en el tipo de cambio”.

Y según Maiguashca, esa variación en los términos de intercambio del país tendrá una cierta persistencia. “Es presumible que esos niveles de intercambio nos acompañen un buen tiempo. El hecho de que estemos hablando de un cambio persistente, muestra que hay una nueva realidad con la que tendremos que convivir por un tiempo relativamente largo. La economía va a tener que hacer un ajuste”.

Adicional a estos factores, la Codirectora recordó que los mercados están a la expectativa de un cambio de política monetaria por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, lo cual “genera nerviosismo en el tipo de cambio”.

Por otra parte, frente a una intervención por parte del Emisor en el mercado cambiario, Maiguashca dejó claro que la reacción de la tasa de cambio está alineada con la dinámica de la economía y que en este momento intervenir no sería algo deseable.

A su turno, Andrés Pardo Amézquita, director de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, señaló que el proceso de ajuste que tendrá la economía nacional en sus cuentas externas llevará a que la tasa de cambio pueda lograr un punto de estabilidad en el 2016.

Asimismo, Pardo estimó que el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos del país será más elevado en el primer semestre del 2015 que en el segundo. Si la ampliación del déficit vino acompañada de un aumento del dólar en Colombia, indicó, una reducción del déficit debería reducir las presiones al alza sobre la divisa en la segunda mitad del 2015.

De acuerdo con las previsiones hechas por Pardo, el dólar puede estar el próximo año por debajo de los $3.000.

Entretanto, señala Corficolombiana, la tasa de cambio promedio para este año se puede ubicar en un promedio que oscila entre los $2.450 y $2.500. “Esta podría rozar niveles de $2.800 a $2.850”.

Igualmente, la firma consideró que el flujo de inversión extranjera directa será menor que en años anteriores. Aun así, esos montos “continuarán financiando el déficit de la cuenta corriente”.

DÓLAR, DE NUEVO AL ALZA

Durante la apertura de la jornada de ayer, la moneda comenzó escalando $14 y llegando a tocar los $2.727. Entretanto, el máximo nivel registrado fue de $2.739 y el mínimo de $2.719.

El precio de cierre de la moneda estadounidense fue de $2.739 y el precio promedio alcanzó los $2.727,23.

Héctor Sandoval D.
hecsan@eltiempo.com