El país se fortalece en el negocio

Colombia pasó de tener cinco millones de metros cuadrados de zonas francas (ZF) a cerca de 20 millones en los últimos tres años, lo que la ha convertido en líder de la región.

POR:
julio 27 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-07-27

Hoy estamos hablando de cien ZF aprobadas por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN). Tradicionalmente, ocho departamentos las albergaban, pero actualmente muchos proyectos planean llevarse a cabo en 18, incluyendo Huila, Nariño, Meta y La Guajira, que no tenían ningún tipo de zona franca. Esta expectativa se traduce en el interés de las regiones por hacerse más productivas y competitivas nacional e internacionalmente. En Colombia, el vertiginoso desarrollo de ZF se da a raíz de la expedición de la Ley 1004 del 2005, sin embargo, luego de un periodo de transición y de conocimiento, es a partir del 2007 cuando verdaderamente empieza a surgir la mayor cantidad de proyectos en todo el territorio nacional. Con este 'boom', según Edgar Martínez Mendoza, director de la Cámara de Zonas Francas de la Andi, se está promoviendo el desarrollo regional y se está ayudando a que la plata se reinvierta en el país. Pero también, dice, fue una legislación positiva que generó confianza del sector privado en la política del gobierno, y en ese sentido, ha aprovechado los incentivos para invertir en Colombia. Con la política de zonas francas no solamente se estimuló la inversión, también se motivó la creación de empresas y la diversificación de sectores. Antes se hablaba solamente de zonas francas manufactureras; hoy hay agroindustriales, de servicios, de call center, de turismo, es decir, se abrió el tema para todos los sectores. Las ZF dejaron de ser un instrumento de comercio exterior para los grandes emporios, y se abrió también para las pequeñas y medianas empresas. De hecho, casi el 70 por ciento de las firmas que hacen parte de estas ciudadelas industriales son pymes, mientras el 45 por ciento de las nuevas son de inversión extranjera. En empleo, las ZF tienen un compromiso de generar directa e indirectamente 124.013 puestos, de los cuales se ha cumplido con 36.730; es decir, el 27 por ciento. Del total del compromiso de empleos directos, se ha generado el 26,14 por ciento, mientras que en los indirectos el 31,1 por ciento. la clasificación En Colombia, básicamente, hay tres tipos de zonas francas: permanentes, especiales y transitorias. Las ZF permanentes son los parques donde están instaladas varias empresas. Su desarrollo en infraestructura va de 15 a 20 años y su consolidación, por compromiso con el gobierno, se logra con la instalación de un mínimo de cinco empresas, en los primeros cinco años, que, a su vez, hayan invertido por lo menos cinco millones de dólares. A diciembre del 2010 se declararon 46 en más de 1.443 hectáreas, con una inversión superior a 10,6 billones de pesos, y se busca la generación de 8.412 empleos directos y 14.865 indirectos. Una zona franca especial, que el gobierno llama uniempresarial, está compuesta por una sola compañía que utiliza la zona franca para el desarrollo de su negocio, como la de Gyplac, en Cartagena, empresa especializada en sistemas drywall o construcción liviana en seco. Al igual que Telemark, dedicada a la prestación de servicios de call center, y que se constituyó en la primera zona franca aprobada por el gobierno nacional en Pereira; Reficar, Refinería de Cartagena, ubicada en Mamonal; Argos, empresa creada por Cementos Argos S.A. para funcionar como ZF Permanente Especial, en Cartagena, en donde se producen 1,8 millones de toneladas anuales adicionales. Además de Kimberly, primera del país en exportación de productos de consumo masivo, con base en papel. Estas son, entre otras, las empresas más representativas que operan como zona franca especial. - Así es el tipo de clientes que hacen parte de las ZF Las zonas francas tienen cuatro tipos de usuarios: el operador, que es el que administra, promueve y controla todo el régimen de zona; el industrial de bienes, que es el que produce o transforma materias primas; el usuario industrial de servicios, que es el que presta servicios; y el usuario comercial. De estos cuatro, el usuario industrial de bienes y el de servicios gozan de incentivos tributarios, como es una tarifa de renta diferencial del 15 por ciento, mientras que al usuario comercial se le aplica la tarifa plena del 33 por ciento. "Esto ha permitido que hoy tengamos cerca de 700 compañías en ZF, de las cuales el 70 por ciento son industriales y el resto son comerciales", sostiene la Andi. Las materias primas y los bienes de capital que ingresen a las zonas francas no causan arancel ni IVA, mientras estén dentro de la zona Franca. A cambio de estos incentivos, los empresarios deben generar inversión y empleo. pues este el objetivo de la captación de nuevas inversiones de capital; lo que permite un mayor desarrollo de las regiones en las que se localizan. La cifra presentada de inversión en los proyectos es superior a los 12,6 billones de pesos y tienen un compromiso de generar más de 37 mil empleos directos y 87 mil indirectos. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido