Los países que lideran contrabando de cigarrillos en el país

Uruguay y Paraguay se llevan el deshonroso liderazgo. Más del 90 por ciento del producto ilegal ingresa por el territorio guajiro.

El país deja de percibir 135 mil millones de pesos al año por la venta ilegal de cigarrillos.

Archivo particular

El país deja de percibir 135 mil millones de pesos al año por la venta ilegal de cigarrillos.

Finanzas
POR:
octubre 03 de 2014 - 01:53 a.m.
2014-10-03

¿Cómo hacen los contrabandistas para movilizar cada año 500 contenedores repletos de cigarrillos hacia la zona especial de Maicao, sin que nadie se dé cuenta?

El ‘matute’ viene principalmente de ocho países, encabezados por Uruguay, que participa con el 36 por ciento del producto ilegal, Paraguay (21), China (17) y Panamá (10 %).

También llegan cigarrillos de contrabando de Indonesia, Vietnam, Estados Unidos e India.

Lo anterior significa que más de la mitad de las marcas ilegales provienen de Uruguay y Paraguay, considerados los ‘reyes’ del cigarrillo de contrabando en la región.

CÓMO LLEGA A COLOMBIA

Según las investigaciones hechas por las autoridades, la principal ruta tiene su origen en Uruguay y Paraguay y termina en la Zona Económica Especial del municipio de Maicao, en La Guajira.

El cargamento hace escala en Aruba, desde donde se reenvía a Maicao, e incluso a Venezuela.

El contrabando también llega de China a los puertos del Caribe Colombiano, desde donde se distribuye al resto del país. De la misma manera, buena parte del cigarrillo procedente del país asiático arriba por la Zona Libre de Colón, desde donde es despachado a casi todo el territorio nacional.

LAS RUTAS

Un documento conocido por Portafolio indica que por estas rutas ingresan al país unos 250 millones de cajetillas cada año. Más del 90 por ciento del cigarrillo de contrabando que entra a Colombia, lo hace por la región norte.

Las autoridades sospechan que los puertos de Buenaventura, Barranquilla, Cartagena y Santa Marta también estarían siendo utilizados para el comercio ilegal de este producto. En total, se estima que los contrabandistas tienen ocho rutas para el ingreso de la mercancía ilegal al país. Una vez ingresa al territorio nacional, esta usa cinco rutas para la distribución en la Costa Caribe, donde existe la mayor incidencia de cigarrillos de contrabando.

Las ventas al público de este tipo de productos se concentran en al menos 25 municipios del Caribe, en redes dominadas por los contrabandistas.

Estos productos llegan en menor cantidad al interior del país frente al promedio nacional, aunque es cada vez más alta la participación en el mercado.

Por su parte, el Valle del Cauca y el occidente colombiano se afectan de cigarrillos ilegales, bien sea porque ingresan por el puerto de Buenaventura o por las rutas que vienen del Caribe y que alcanzan a impactar el mercado del sur occidente del país, pasando por Antioquia, Bogotá y el Eje Cafetero.

El informe asegura que por culpa del ingreso del cigarrillo ilegal, el país deja de percibir impuestos por 135.000 millones de pesos anuales, correspondientes a la venta clandestina de 3.000 millones de unidades.

EN ALZA

El principal problema es que, pese a las campañas anticontrabando, este fenómeno va en aumento. Según los estudios de mercado y consumo hechos por Invamer, mientras en el 2012 el contrabando se estimaba en 16 por ciento, el año pasado llegó al 19 por ciento.

Los departamentos con mayor incremento del cigarrillo ilegal, en el último año, fueron Magdalena, Chocó, La Guajira, Bolívar, Sucre y Cesar.

Por el contrario, en Cundinamarca y Santander la incidencia del contrabando de cigarrillos es baja.

Entre tanto, la industria tabacalera legalmente constituida, asegura que esta no es solo una competencia ilegal, sino una forma de impactar negativamente la salud de los consumidores, ya que esos productos no cumplen con todos los requisitos de calidad y prevención que exigen los organismos de control en Colombia.

El año pasado, las autoridades colombianas decomisaron cigarrillos de contrabando avaluados en 5.000 millones de pesos.

Según el Ministerio de Salud, la siguiente es la lista de marcas de cigarrillos que se comercializan en Colombia, pero que no han solicitado aprobación para el empaque y las normas de advertencia: Ibiza, Marine, Rumba, Kenturky, Lanco, Donnay, Gold Seal, Empire, Win, Marshal, Far Star y Brass, entre otras.

De acuerdo con el estudio, la marca de cigarrillos paraguaya Ibiza representa el 14 por ciento, Marshal Silver, Elephant y Modern, cada una el 8 por ciento, Rumba y Win el 7 por ciento, Far Star el 6 por ciento, Gold Seal el 5 por ciento, Old Glory el 4 por ciento y otras marcas, el 34 por ciento.

LOS AGUJEROS POR DONDE PENETRA LO ILEGAL

Las mercancías importadas a las Zonas de Régimen Aduanera Especial están sujetas al pago de un impuesto del 4 por ciento, liquidado sobre el valor de aduana de las mismas (Impuesto especial de importación).

Además de ello, deben pagar el rubro al consumo establecido en la Ley 223 de 1995.

La mayoría de los cigarrillos de contrabando que ingresan al país entran por Puerto Nuevo, La Guajira, y llegan a Maicao.

Los beneficios de la Zona Aduanera Especial aplican exclusivamente a la mercancía que se importa a la zona por los sitios habilitados por la Dian con fines de reexportación o nacionalización. Existe evidencia de que la mayoría no cumple con estos requisitos.