Pánico en las bolsas del mundo | Finanzas | Economía | Portafolio

Pánico en las bolsas del mundo

El pasado viernes los empleados de Lehman Brothers en Manhattan salieron a descansar el fin de semana sabiendo que a la firma le quedaban pocas horas de vida.

POR:
septiembre 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-16

Ese día, la entidad cerró la peor semana de su historia en bolsa (con un descenso del 77,4 por ciento) y negociaba ya su propia venta, creyendo que alguien querría entrar en su capital para tratar de reflotarlo o sacar partido de alguna de sus áreas de negocio. Hoy, la semana bursátil arrancó con dos de las noticias empresariales más duras en la historia moderna de las finanzas de Estados Unidos: el anuncio de quiebra de Lehman, que fuera el cuarto mayor banco de inversión, y la compra por Bank of America de Merrill Lynch, la mayor y más célebre correduría del mundo. Se trata del peor desayuno que han tenido que digerir Wall Street y el resto de los mercados desde que hace un año se desató la crisis subprime, originada por la desproporcionada cantidad de instrumentos de deuda vinculados a hipotecas. La desastrosa jornada en Wall Street, la peor desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, se veía anticipada por fuertes bajadas en las bolsas de todo el mundo, comenzando por Asia, aunque allí muchas plazas permanecieron cerradas por ser festivo. El relevo lo tomó Europa, donde hubo descensos del 4,5 por ciento en Madrid; 2,74 por ciento en Francfort; 3,66 por ciento en Milán; 3,83 por ciento en Zúrich y 3,75 por ciento en París, y luego Wall Street, con una bajada del 4,42 por ciento, y Latinoamérica, donde se registraron caídas del 3,79 por ciento en México, 7,59 por ciento en Sao Paulo, 5,18 por ciento en Buenos Aires y 2,42 por ciento en Lima. La incertidumbre que se apoderó de las bolsas en las últimas sesiones dejó ayer paso al pánico, especialmente en Wall Street, ante la constatación de que el Gobierno estadounidense y la Reserva Federal (FED) no van a intervenir para evitar que la crisis cobre víctimas tan emblemáticas como Lehman Brothers. Hasta el momento, el Departamento del Tesoro y la FED habían intervenido en los grandes colapsos empresariales causados por la crisis, secundando los rescates de Bear Stearns hace seis meses, de Fannie Mae y Freddie Mac el mes pasado. El presidente George W. Bush señaló que “trabajamos para minimizar el impacto de los acontecimientos del mercado financiero en la economía en general. Mientras tanto, la situación puede ser ‘dolorosa’ para los inversionistas y los empleados de las compañías afectadas”. EFE SALVAVIDAS Para evitar que en Merrill Lynch se repita la misma historia que en Lehman Brothers, sus responsables acordaron su venta a Bank of America, el banco con más depósitos de E.U., que pagará 29 dólares por título, lo que supone una prima del 70 por ciento respecto al precio del viernes. De integrarse con éxito, ambas podrían rivalizar con Citigroup, líder en el país por activos, aunque la operación no está exenta de riesgos. ‘Es imposible pensar que nada vaya a suceder en otras latitudes’ Benn Steil es director de economía internacional para el Consejo de Relaciones Exteriores con sede en Nueva York. Ayer habló con PORTAFOLIO sobre el desarrollo de la crisis. ¿Cómo se diferencia esta crisis de las pasadas? El colapso es muy diferente al de Bear Stearns. En el caso de Lehman el proceso fue muy lento y tuvo lugar a lo largo de un periodo de tiempo extenso, durante el cual muchas entidades tuvieron ocasión de prepararse para un colapso o una compra pero no lo hicieron. Por tal razón creo que la decisión de no ayudarle a Lehman por parte del Departamento del Tesoro o del Banco de la Reserva Federal, fue la correcta. A parte de los problemas en el mercado de finca raíz, ¿qué otra causa identifica? El sistema regulatorio en los E.U. permite un gran apalancamiento que ha probado ser muy riesgoso. Con razón las entidades más apalancadas son las más golpeadas. ¿Qué efecto puede tener esto en el resto del mundo? Cuando uno está abierto al comercio y a la inversión extranjera es imposible escaparse a los movimientos de capitales. El planeta se está volviendo más integrado y por eso es imposible pensar que no suceda nada en otras latitudes. En el caso del mundo desarrollado, la baja en los precios de las materias primas no es una buena noticia y esta situación tampoco ayuda. ¿Qué le preocupa hacia el futuro? El hecho de que el Banco de la Reserva Federal haya ampliado sus facilidades para prestar dinero es preocupante, porque no es claro el efecto que esa política pueda tener sobre sus estados financieros. ¿Cómo ve el precio del dólar? Creo que el dólar está en un estado frágil, a pesar del alza que tuvo desde julio. La pregunta es si los tenedores internacionales de papeles en dólares, prefieren pasarse a otras monedas.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido