Pánico en los mercados le costó 6,6% a bolsa colombiana

Marco crítico para asambleas de FMI y Banco Mundial.

EFE

El presidente del BM y la gerente del FMI, antes de las asambleas.

EFE

POR:
septiembre 24 de 2011 - 01:48 a.m.
2011-09-24

 

La semana previa a las asambleas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, que arrancaron ayer, fue de las peores desde que comenzó el pánico en las bolsas de todo el mundo por la debilidad estadounidense, el caos de la deuda en Europa y el temor de una recaída en recesión global.

Incluso, las acciones colombianas no disfrutaron del retorno de la calma de ayer, experimentado en las otras bolsas luego que funcionarios del Banco Central Europeo (BCE) mencionaron la posibilidad de acciones para estabilizar y estimular la economía.

En Colombia, esta semana les costó a las acciones una caída de 6,57 por ciento, al sumar el remate de ayer, cuando la bolsa cayó 1,63 por ciento.

Antes del primer día de la reunión del FMI y el BM, el G20 (grupo de principales economías desarrolladas y emergentes) envió un mensaje que pretendía tranquilizar a los mercados.

En Nueva York, las acciones tuvieron una recuperación de 0,35 por ciento, pero la bolsa colombiana no pudo seguirla, pues las acciones petroleras, que son las que más pesan, tuvieron pérdidas notables debido a que el mismo nerviosismo internacional hizo que el barril de petróleo de referencia para el país completara tres días en caída, para quedar por debajo de los 80 dólares.

El índice general de la Bolsa de Colombia (IGBC) cerró ayer en 12.971,77 puntos y rompió el piso de las 13.000 unidades, algo que no pasaba desde el 18 de agosto.

En cuanto al dólar, esta semana ganó más de 100 pesos, y cerró en 1.902 pesos.

En medio de la turbulencia, los ministros de Hacienda de más de un centenar de países comenzaron ayer, en Washington, las asambleas del FMI y del BM.

Los miembros del G-20 emitieron la noche del jueves una declaración en la que reafirmaron su decisión de dar “una respuesta fuerte y coordinada” a las actuales turbulencias y a los desafíos que afronta la economía global.

El G-20 fue el foro que coordinó la respuesta internacional a la crisis financiera desatada en 2008 tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos.

Señales de tranquilidad

Al margen de las reuniones de Washington, el gobernador del Banco de Bélgica y miembro del consejo de gobierno del BCE, Luc Coene, dio a entender que es posible una rebaja de los tipos de interés.

Por su parte, la gerente del FMI, Christine Lagarde, sugirió la posibilidad de que el BCE y la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (FEEF) actúen conjuntamente en la adquisición de bonos de los países más frágiles.

Siga bajando para encontrar más contenido