Papa y arroz empezarán a costar menos desde abril

Salida de cosechas e importaciones serían la causa del descenso de precios.

En el primer bimestre, el arroz subió 29,98 % y la papa se encareció 16,72 %.

Archivo particular

En el primer bimestre, el arroz subió 29,98 % y la papa se encareció 16,72 %.

Finanzas
POR:
marzo 19 de 2015 - 12:13 p.m.
2015-03-19

El corto circuito que se registra con el denominado “corrientazo”, es decir, el almuerzo compuesto por arroz papa y carne, bajaría pronto su temperatura.

La razón, los altos precios dos de sus principales integrantes, el arroz y la papa, que tienen en alerta al país, empezando por el Ministro de la Hacienda, la junta directiva del Banco de la República, los directores de los principales centros de estudios económicos y hasta a los analistas del sector agrícola, han empezado a mostrar señales de descenso.

Así lo señalan los productores, quienes coinciden con las autoridades económicas, en que, en el segundo semestre, la inflación de estos dos productos será a otro precio.

Las cifras del Dane sobre el comportamiento de la cotización de estos productos al público, indican que el arroz subió 29,98 por ciento en los dos primeros meses del año, en tanto que la papa se encareció en 16,72 por ciento.

Todo indica que el descenso comenzará a presentarse en abril, principalmente en el caso del arroz, cuando comience a sentirse el efecto de las importaciones y termine la recolección de la cosecha de mitaca.

“Los precios del arroz no tenían por qué subir tanto”, dijo el presidente de Fedearroz, Rafael Hernández. El dirigente gremial aseguró que “no hay razón para que el valor del kilo al público se haya incrementado en la magnitud registrada hasta ahora, pues aunque hubo un descenso de 65.000 hectáreas sembradas en año pasado, la productividad aumentó, con lo cual, la disminución en toneladas fue de apenas el 8 por ciento”.

Es más, Hernández dice que en el país “nunca ha habido escasez de arroz. Eso lo podemos demostrar con las siguientes cifras: al finalizar el 2014 los inventarios eran de 200.000 toneladas, más las 350.000 de la cosecha de mitaca y 80.000 aprobadas de Ecuador, suman más de 600.000 toneladas en grano blanco, que son suficientes para atender el mercado hasta julio. Además de ello hay arroz que algunos compraron en Estados Unidos por fuera del contingente. El problema es que el arroz importado está siendo comprado con dólar caro. Eso hace subir el precio nacional, pero en la proporción que lo ha hecho”, dijo Hernández.

El dirigente gremial sostuvo que el problema para los productos radica en que el segundo semestre será de bajos precios, y coincidió con la opinión de los codirectores del Banco de la República, Fedesarrollo y Anif, en el sentido de que el precio bajará en la segunda mitad del presente año.

En opinión del presidente de Fedearroz, el precio del grano al público comenzará a bajar en abril cuando empiecen a llegar a los supermercados las importaciones y las 350.000 toneladas de la cosecha de mitaca que se está recolectando actualmente.

El presidente de Fedearroz dice que hay que tener en cuenta que las importaciones se están pagando con dólar a más 2.600 pesos, lo que dificulta un descenso aún mayor, cuando ingresen al mercado.

“También es importante tener en cuenta que a comienzos de este año anunciaron una catástrofe con el cuento de que iba a llegar el fenómeno de El Niño, y eso hizo que los productores dejaran de sembrar y además se incrementara la demanda”.

Lo que sí dejó claro el presidente de Fedearroz, es que el precio del grano no volverá a bajar al nivel de diciembre pasado, porque hay un efecto de las importaciones con dólar costoso más otros elementos.

El dirigente gremial dijo que en el último trimestre del año podría haber una nueva reducción de precios teniendo en cuenta que en estos momentos hay una desbandada de inversionistas interesados en sembrar, para aprovechar el buen precio. Incluso, eso ha hecho subir los costos de producción debido al mayor valor del arrendamiento de la tierra, especialmente en los Llanos.

EL PESO EN LA CANASTA

De los 180 productos que conforman la canasta familiar de los colombianos, el arroz y la papa ocupan lugares importantes al ser parte de la dieta básica alimenticia.

Así, en las cuentas del Dane, al cierre de febrero de este año, se tiene que por cada 100 pesos invertidos en dicha canasta 1,73 pesos se destinan a la compra de arroz y $0,44 a papa. Vale la pena resaltar que los alimentos son el 28,21 por ciento del total de la canasta familiar de la población.

Las cifras del Dane también demuestran que el arroz y la papa no son los únicos alimentos que han impulsado la inflación de este rubro. Las cotizaciones de los dos primeros meses se han incrementado en productos como hortalizas, tomate y fríjol. Las hortalizas frescas se encarecieron 19,9 por ciento en los dos primeros meses de este año, el tomate subió 25 por ciento en igual periodo y el fríjol 11 por ciento.

LOS EFECTOS DEL PARO CAMIONERO Y LA ALARMA POR EL FENÓMENO DE ‘EL NIÑO’ 

Los productores de papa dicen que el problema de los altos precios radica en que el paro de los camioneros inicidió totalmente en la distribución de no menos de 600.000 toneladas de la cosecha de Nariño.

Alejandro Estévez, presidente de Federación Colombiana de Productores de Papa (Fedepapa), dice que esta es una época en la que tradicionalmente hay escasez porque a comienzos de año no se siembra por el temor a las heladas. “A ello se suma el anuncio sobre El Niño. Esto redujo aún más las expectativas de siembra en el centro del país. Sin embargo, ya hay cultivos en crecimiento, que pueden mejorar la oferta en los próximos dos meses”, aseguró.