Papa Benedicto XVI pide a jóvenes despojarse de la avaricia de su época

La súplica del pontífice cerró la visita a Australia que tocó los temas que han definido sus tres años de papado, incluida la batalla para rejuvenecer una Iglesia en crisis, y el calentamiento global.

POR:
julio 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-20

El Santo Padre dijo el domingo que un ''desierto espiritual'' se estaba extendiendo a través del mundo, y retó a los jóvenes a despojase de la avaricia y cinismo de su tiempo para crear una nueva era de esperanza para la humanidad.

Hablando durante una misa ante aproximadamente 350.000 peregrinos católicos romanos y una audiencia televisiva de millones más, Benedicto XVI urgió a los jóvenes cristianos que sean agentes el cambio porque ''el mundo necesita renovación''.

''En tantas sociedades nuestras, a la par de la prosperidad material, se está extendiendo un desierto espiritual: un vacío interior, un temor sin nombre, una callada sensación de desesperanza'', dijo el pontífice.

El papa de 81 años señaló que correspondía a una nueva generación de cristianos construir un mundo ''en el cual el regalo de vida de Dios sea bien recibido, respetado y muy apreciado; no rechazado, temido como una amenaza y destruido'', agregó.

Ellos deben abrazar el poder de Dios ''para dejarlo romper la maldición de nuestra indiferencia, nuestro abatimiento espiritual, nuestra ciega conformidad ante el espíritu de esta era'', señaló.

La aspiración es ''una era nueva en la cual la esperanza nos libere de la superficialidad, apatía y ensimismamiento que insensibiliza nuestras almas y envenena nuestras relaciones'', agregó.

La misa del domingo finalizó el festival de seis días de la Iglesia por el Día Mundial de la Juventud en Sydney, que atrajo multitudes masivas de peregrinos a la ciudad más grande de Australia y fue visto televisión por una audiencia mundial calculada en cientos de millones.

Benedicto XVI anunció que, como se esperaba, Madrid, España, será anfitriona del Día Mundial de la Juventud en el 2011, y dijo a los peregrinos: ''Espero con ansia verlos nuevamente dentro de tres años''. La misa se realizó en un hipódromo lleno de peregrinos que acamparon allí en la noche.

Australia
AP

Siga bajando para encontrar más contenido