La papa reapareció en Cuba para generar alegría | Finanzas | Economía | Portafolio

La papa reapareció en Cuba para generar alegría

Ante la falta de alimentos, los clientes de las plazas de mercado celebraron el regreso del tubérculo. Los ciudadanos de la isla intentan hacerle frente al desabastecimiento.

POR:
marzo 16 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-16

"¡Al fin!", "¡menos mal!", "¡por poco no llega a tiempo!" fueron las exclamaciones en el agromercado (estatal) Plaza del Cerro, en La Habana, cuando la papa hizo su entrada triunfal, aliviando la escasez de viandas que sufren los cubanos, a pesar de esfuerzos oficiales.

Las filas de compradores miraban felices los sacos, acompañados además de una presencia menor de yuca, boniato y maduros, algunos de los alimentos que no pueden faltar en la mesa cubana y cuya escasez se ha hecho crónica en lo que va de año. Durante la primera quincena de enero, los mercados de agroalimentos de La Habana sólo recibieron "el 26 por ciento de lo previsto", informó el semanario Tribuna de La Habana.

"Dicen que ahora comenzó la cosecha, pero es que casualmente apareció la papa después que la televisión hizo tremendas críticas por la falta de viandas", señaló María Eulalia, una jubilada de 70 años, mientras esperaba su turno para comprar.

Hasta el boniato, el plebeyo de la familia de las viandas, que algunos consideran 'comida de puercos' y otros lo compran para sus perros, "pues le da brillo al pelo", estuvo ausente. "Ni boniato había, mis perros se pusieron flacos", dice Miguel Ángel, estudiante de 22 años, mientras compra una jaba (bolsa) del producto.

La perplejidad de muchos compradores nace de dos comparaciones: después de los huracanes de 2008, que arrasaron los campos, los esfuerzos estatales hicieron aparecer algunas viandas y cosechas récords de tomate y cebolla. Mientras esos agromercados estatales ("baratos") estaban desabastecidos en enero y febrero, los privados ("caros"), tenían un amplio surtido de vituallas, pero también de hortalizas y otros productos.

"La cosa está difícil, aquí hay poco y en los otros es muy caro", sentenció la jubilada, un contraste señalado incluso por reportajes de la televisión estatal, que ha criticado problemas burocráticos en la compra y transporte a las ciudades de productos agrícolas.

Desde 2008 Raúl Castro calificó la producción de alimentos como "estratégica" para su Gobierno, que tuvo que desembolsar ese año 2.500 millones de dólares para importarlos.

Siga bajando para encontrar más contenido