La papa reinará en la mesa Por disposición de la ONU se decretó el 2008 como el Año Internacional de este tubérculo. ¡A comer papa! Tradición que viene de los incas

La papa reinará en la mesa Por disposición de la ONU se decretó el 2008 como el Año Internacional de este tubérculo. ¡A comer papa! Tradición que viene de los incas

POR:
octubre 27 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-27

Su merced, la papa, será la reina de la alimentación el año entrante por disposición y mandato –nada más y nada menos- que de la Organización de las Naciones Unidas. Así quedó decretado desde Nueva York para el mundo, hace una semana, cuando se oficializó el 2008 como el Año Internacional de la patata. ¿A cuenta de qué este reinado? Pues se debe a que este tubérculo, original de los Andes, “es la solución para el mundo en desarrollo porque, contrariamente al trigo, al arroz o al maíz, permite acceder a una fuente de alimento a bajo costo”. Eso dicen desde Perú, donde muchos afirman que este alimento tienen sus raíces más profundas y ancestrales en sus tierras. “Para el mundo entero, la papa es una opción alimentaria importante”, dijo el ministro de Agricultura de Perú, Ismael Benavides, que participó en el lanzamiento oficial en la ONU del ‘Año internacional de la Patata’. El encuentro fue por todo lo alto. Y se planean conferencias internacionales en Alejandría (Egipto, octubre), Berna (Suiza, mayo) y en Nueva Delhi (India), en diciembre de 2008. La idea fue propuesta por Perú ante la FAO y recibió el respaldo entusiasta de otros países productores del tubérculo, como Irlanda y España. MEJOR PRECIO Sin embargo, el tubérculo no recibió el apoyo que se merece, a pesar de ser una alternativa alimentaria fundamental. Se estima que la población mundial va a aumentar en unos cien millones de personas por año en las dos próximas décadas y un 95 por ciento de ese crecimiento será en los países en vías de desarrollo. La papa es la solución, porque es un producto más barato que el trigo, el maíz o el arroz. Razones sobran para nombrarla ‘reina’: es rica en vitamina C y potasio y puede contribuir a reducir la mortalidad debida a la malnutrición. Sin embargo, su consumo está disminuyendo en Europa, pero aumenta en los países pobres. Benavides destacó que en Perú el cultivo de la papa, hace vivir a 600.000 familias y es además motivo de orgullo, fruto de una tradición milenaria. En menos de dos décadas, China se ha convertido en el principal productor de papas del mundo, superando a Rusia, Europa y Estados Unidos, tradicionales grandes productores y consumidores del tubérculo. Hoy, de los 315 millones de toneladas producidas anualmente, el mundo en vías de desarrollo produce 162 millones, más de la mitad. AFP Su cultivo se inició hacia 4000 AC en las montañas andinas y fue un alimento esencial para el Imperio Incaico, donde tenía su deidad y era objeto de ceremoniales. En Perú, existen unas mil variedades de papas, de distintos colores, y una cultura culinaria que permite variar las opciones, incluyendo el ‘chuño’, una forma de conservarla a miles de metros de altura. La papa se fue extendiendo en todo el mundo a partir de la colonización de América, convirtiéndose en un alimento universal tras haber sido remedio de las hambrunas en Europa. Pero hay tantos sabores como variedades que podría hablarse del ‘misterio de la patata’: ¿por qué unas papas fritas hechas en casa saben a gloria, y otras, preparadas de la misma manera, dan la impresión de estar masticando cartón? La química de la patata, es un asunto complejo, sobre el que trabajan numerosos científicos del mundo entero. Estadounidenses llegaron incluso a enviar al espacio plantas de patata, con el objetivo de observar su crecimiento en situación de ausencia de gravedad. Pero muchos expertos estiman que la respuesta radica en un solo elemento: el almidón. “Es el factor más importante, puesto que representa entre el 80 y el 85 por ciento de la materia seca del tubérculo”, afirma Antón Haverkort, jefe del Instituto de Investigación agrícola de la Universidad de Wageningen (Holanda). Pero saber esto no torna forzosamente más fácil el trabajo del cocinero. Algunas variedades de papa dan en cocina lo mejor de sí mismas cuando se fríen, otras son perfectas hervidas, pero no hacen necesariamente un buen puré.

Siga bajando para encontrar más contenido