Papás alemanes quieren pasar más tiempo con sus hijos y mujeres dedicarse al trabajo, revela estudio | Finanzas | Economía | Portafolio

Papás alemanes quieren pasar más tiempo con sus hijos y mujeres dedicarse al trabajo, revela estudio

Los resultados fueron presentados por el instituto de demoscopia Allensbach, por encargo de la ministra de la Familia, la cristianodemócrata Ursula von der Leyen.

POR:
septiembre 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-04

De acuerdo con su análisis, un 65 por ciento de los hombres en edad laboral se quedaría "muy a gusto" en casa, atendiendo a los pequeños.

Un 89 por ciento de los hombres encuestados laboralmente activos considera la familia como "lo más importante de su existencia".

A la inversa, un 64 por ciento de las mujeres considera que no está suficientemente bien resuelta la compatibilidad entre la vida familiar y la laboral y aspira a disponer de más facilidades para desarrollar una actividad profesional.

Las mujeres encuestadas aspiran, entre otras cosas, a la extensión en Alemania de la red de escuelas, donde los hijos pueden permanecer hasta entrada la tarde -actualmente, las clases terminan al mediodía en la mayoría de los colegios-.

Un 74 por ciento de las mujeres considera que la vida laboral y la familia serían compatibles, si hubiera garantía de conseguir una plaza en la guardería para todos los solicitantes, mientras que un 65 por ciento aspira a que se implemente el modelo de escuela para todo el día.

"Las mujeres, incluso las que tienen hijos pequeños, quieren trabajar. Y los hombres quieren pasar más tiempo con sus hijos", resumió Vonder Leyen.

"Alemania llevaba camino de convertirse en una República sin hijos. Esta tendencia pasó", añadió la ministra.

Desde que asumió su ministerio, en el 2005, la ministra ha impulsado conceptos destinados a mejorar la red de guarderías de Alemania.

Sobre el papel, Von der Leyen no es precisamente el arquetipo de mujer revolucionaria, por ser madre de siete hijos y conservadora, pero al mismo tiempo se la considera exponente de una generación de mujeres que ha querido compaginar el trabajo (es médico) con la familia.

Uno de sus objetivos más controvertidos y polémicos, por romper con la imagen tradicional que inicialmente se le atribuyó, fue el de triplicar la capacidad en las guarderías infantiles hasta el año 2013, para así posibilitar a la mujer una opción real de trabajar si así lo desea ella.

Siga bajando para encontrar más contenido