Cuando parece que ‘taladran’ en su cabeza

Si siente una punzada constante que penetra su cabeza y que, además, en ocasiones se acompaña de náuseas, vómito y mareo, que no lo deja trabajar, estudiar o dificulta su calidad de vida, puede ser víctima de la migraña. En algunos casos crónicos puede generar hasta incapacidad para hablar, convirtiéndose en un mal que puede afectar las etapas más productivas, la actividad física, laboral y familiar.

POR:
julio 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-28

De acuerdo con Fidel Sobrino, neurólogo, especialista en dolor de cabeza, “un 24 por ciento de quienes sufren por culpa de este en el mundo, tienen migraña. De ese procentaje, el 18 por ciento son mujeres”. Esta enfermedad neurovascular hace parte de los trece tipos de dolor de cabeza tipificados por la Sociedad Internacional de Dolor de Cabeza, y se puede presentar de manera ocasional (por pocos segundos, y no es constante), episódica (una cefalea intensa que ataca tres veces durante un periodo de tres meses) o crónica (cuando hay dolor intenso más de tres veces, a lo largo de un mes). No hay una causa reconocida , pero según los últimos estudios de la Sociedad, habría una falla celular en la mitocondria (órgano que da energía a la célula) durante el proceso de formación del feto. Igualmente, se asocia a diversos factores, como sensibilidad extrema a la luz, el ruido, el estrés de la vida diaria, la falta o exceso de sueño, así como a enfermedades vasculares o casos de diabetes en personas mayores de 40 años. En algunos, se relaciona con diferentes enfermedades, como depresión, ansiedad, colón irritable, epilepsia y rinitis, entre otros, y es incentivada por problemas de alcohol o tabaquismo, que aumentan la intensidad de los dolores y su frecuencia. Un manejo adecuado “El tratamiento de la migraña y de los dolores de cabeza primarios debe partir de la entrevista que el médico haga a su paciente, para establecer las diversas causas, y definir, como pilares fundamentales, las alternativas farmacológicas y no farmacológicas”, explica Sergio Francisco Ramírez, neurólogo clínico y jefe de la Unidad de Neurología del Hospital Universitario San Rafael. Existen diferentes medicamentos que ayudan a mitigar el dolor y mejorar algunos de los síntomas, y otros que están dirigidos a manejar la raíz del problema, es decir, las situaciones específicas anteriormente mencionadas, con el fin de beneficiar la calidad de vida de los pacientes en todos sus aspectos, personales, familiares, sociales, laborales y de ocio. Dentro de los tratamientos no farmacológicos, “lo ideal es conocer muy bien los detonantes del dolor, como excesiva exposición al sol, olores demasiado fuertes, problemas de alcohol y tabaquismo o alergia a alimentos específicos, y evitarlos dentro de la rutina diaria. Igualmente, se recomienda acudir al menos una vez al año donde el neurólogo e informarle sobre cualquier cambio relacionado con la frecuencia e intensidad y, ante todo, no automedicarse y seguir estrictamente, las indicaciones de su especialista”, señala Ramírez. UN TRATAMIENTO ADECUADO El tratamiento para quienes sufren de migraña varía, dependiendo del tipo de paciente y de sus condiciones. “Por ejemplo, si el dolor aparece relacionado con los cambios de altitud, posiblemente el especialista le indique qué medicamentos tomar antes de viajar y las medidas necesarias para mantenerse controlado”. - Consulte a tiempo si: aparecen las punzadas y los otros síntomas, si estas limitan su calidad de vida y no puede ni trabajar, no dude en consultar con el médico. También, si el dolor de cabeza se hace más frecuente. - Además de prevenir los factores desencadenantes, se recomienda que durante una crisis de migraña descanse en un lugar tranquilo, oscuro y relajado. - Por ninguna razón, se automedique.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido