Parejas colombianas buscan que sus hijos nazcan en otros países con ayuda de agentes y seguros especiales

La obtención de la nacionalidad americana para sus pequeños es la razón principal para que alguno padres busquen tener su parto en territorio estadounidense.

POR:
mayo 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-30

Carolina Gómez, después de una mala experiencia con su primer hijo y, especialmente, con la intención de darle la ciudadanía americana a su bebé en camino, viajó a Estados Unidos. "Con la nacionalidad de nuestro bebé buscamos poder emigrar de Colombia si la situación empeora", afirma.

Escogió ese país por la cercanía con Colombia y los beneficios que reciben sus ciudadanos. Con el objetivo de hacer realidad este 'sueño americano' a través de su bebé, navegó por Internet buscando información relacionada y encontró un programa que le ofrecía esa posibilidad, del cual ya le habían hablado a su esposo.

Los contactó y después de haber hecho el proceso, viajó a E.U.
cuando tenía tres meses de embarazo con el propósito de conocer a quién sería su ginecólogo y las instalaciones del Hospital donde nacería su hijo. Semanas después, regresó a ese país acompañada de su pareja y familiares cercanos.

En Colombia se practicó los exámenes prenatales que cubre el sistema de salud y su médico en Florida le solicitó unos adicionales. "La atención médica en Estados Unidos es muy personalizada y, lo mejor, nos recomendaron especialistas que conocen la cultura colombiana. Todos hablaban español y el trato fue muy bueno", dice Carolina, quien invirtió 9.000 dólares en este proceso.

Su bebé nació en el Miami Mercy Hospital el pasado 17 de mayo. Ahora está tramitando el pasaporte y número de seguridad social de su hijo.

Cómo hacerlo

Alejandro García, director de operaciones de Mibebeenusa.com, el cual contactó Carolina, afirma que este se creó con el fin de brindarle a parejas latinoamericanas la posibilidad de tener a su bebé en dicho país.

"Una vez nos contactan, les ofrecemos los diferentes paquetes de atención médica acordes a su presupuesto, así como una lista de instituciones y especialistas que podrán escoger según su necesidad y criterio y, posteriormente, comunicarse con ellos desde antes de su arribo a E. U.", dice.

Las parejas que deseen un parto en suelo norteamericano deben tener visa vigente y el visto bueno del médico que los atendió en su país de origen.

El bebé puede nacer en cualquier ciudad de Estados Unidos, sin embargo, se recomienda a los viajeros sitios muy latinos como Miami, Nueva York, Dallas, Houston y Austin.

Los costos dependen del destino que se escoja, la clínica, así como los médicos seleccionados. En la Florida, por ejemplo, un parto normal puede valer, en promedio, 8.000 dólares y cubre los gastos hospitalarios y del personal médico. El paquete básico de atención del parto incluye la institución, exámenes prenatales, ginecoobstetra, anestesiólogo y neonatólogo. Las complicaciones no están incluidas.

En caso de que el bebé nazca con alguna enfermedad y los padres no puedan pagar el tratamiento, el Gobierno de los E.U. cubre los gastos del infante hasta que tenga 2 años.

Visa y nacionalidad

Alrededor de 270 partos de parejas latinoamericanas (63 de colombianos) han tenido lugar en Estados Unidos en los últimos dos años por medio del programa. En Miami ocurren el 75 por ciento.

"Cuán difícil es que una mujer embarazada obtenga una visa, como con cualquier otro caso, no es ni más fácil ni más difícil; la persona debe calificar para una visa bajo las leyes de Estados Unidos. Además de satisfacer los requisitos legales normales, debe convencer al funcionario consular de que cuenta con los fondos y el seguro médico necesarios para cubrir los gastos del nacimiento", afirma un vocero de la embajada de Estados Unidos en Bogotá.

Regularmente, y con muy pocas excepciones, las leyes de inmigración reconocen a los bebés nacidos en Estados Unidos como ciudadanos -agrega-.

Siga bajando para encontrar más contenido