Los parisinos podrían alquilar carros eléctricos

Un programa que permite alquilar bicicletas en un punto específico de la capital de Francia y devolverlas en otro, tuvo tanto éxito que el alcalde de esa ciudad, Bertrand Delanoe, lanzó una iniciativa similar, pero con vehículos de cuatro ruedas, propulsados por electricidad.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

Si el proyecto de Delanoe se hace realidad, una persona podrá recoger un auto eléctrico en la margen izquierda del Sena, cruzar el río, subir por las calles retorcidas de Monmartre y entregarlo allí, pagando únicamente por los minutos usados. La propuesta, no obstante, no ha sido tan bien vista como la de las bicicletas. En una época marcada por el alto costo de la gasolina mucha gente se muestra entusiasmada con la posibilidad de alquilar autos por horas y no tener que lidiar con el drama del estacionamiento. Pero hay quienes la consideran un retroceso que podría complicar los problemas de tráfico y aumentar la dependencia por los carros. Delanoe anunció el mes pasado un proyecto denominado Autolib, para ser lanzado a fines del 2009 o principios del 2010 con una flota de 4.000 automóviles eléctricos. Igual que con el programa Velib de bicicletas, una persona podrá alquilar un auto en uno de los 700 sitios habilitados y devolverlo en otro. Generalmente, estos planes son propuestos y ejecutados por compañías privadas como Zipcar. En cambio, Autolib es una iniciativa exclusiva de la municipalidad de París y uno de los objetivos de esta iniciativa es combatir la contaminación. Según Annick Lepetit, vicealcalde a cargo del transporte, Autolib intentará atraer a las personas que consideran comprar su primer auto, y disuadirlos de que lo hagan. Según Lepetit, un reciente estudio indica que la mayoría de los parisinos ve con buenos ojos la idea de compartir autos con planes como el de Autolib, incluidos muchos que tienen licencias de conducir, pero que no tienen auto. Uno de los principales opositores al proyecto, no obstante, es el Partido Verde. Denis Beaupin, a cargo de la política de los verdes sobre medio ambiente, supervisó el lanzamiento del programa de bicicletas. Beaupin señaló que su partido preferiría un sistema en el cual los autos sean devueltos en el mismo sitio donde fueron recogidos, para garantizar que son usados únicamente en situaciones especiales. A Elsa Bergamo, estudiante universitaria de 21 años, le encanta el programa de Velib. “No todo el mundo está en condiciones de comprar un auto, de modo que esto podría ser muy útil”, manifestó. En los siete años que lleva en la al- caldía, Delanoe ha librado una gran batalla con- tra la contaminación.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido