De paseo por la isla del encanto

De paseo por la isla del encanto

POR:
noviembre 13 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-13

Al pisar el viejo San Juan, usted estará sobre un lugar designado por las Naciones Unidas como Patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad amurallada en la época de la colonia, de calles adoquinadas, fascina por su arquitectura y la cantidad de museos y galerías de arte. A la vez, por ese espíritu caribeño que hace de la alegría una característica del borinqueño. Por estas calles abundan los guías turísticos que, en cada callejón y al paso de cada iglesia (construidas en los siglos XVI y XVII), le irán contando una historia. Y si el sol está demasiado fuerte, aunque usualmente hay brisa todo el año, existen decenas de cafecitos y restaurantes para pasar el calor con un refresco frente al mar. A las afueras del centro histórico se encuentran todo tipo de comercio (lo típico son la figuras en madera), casinos, clubes nocturnos y hoteles de lujo con acceso a la playa. Saliendo de San Juan hay más por conocer. Si se va hacia las montañas, lo esperan pueblos coloniales, paradores y restaurantes de comida típica (no deje de probar el arroz con gandules). Para conocer un poco de la cultura del Caribe, vaya al Museo de Arte de Ponce, ubicado a 90 minutos al sur de San Juan. Aquí está una de las colecciones de arte más extensas de la región. En esa misma ciudad, vale la pena conocer el Parque Ceremonial Indígena de Tibes, considerado el cementerio indígena más antiguo de la antillas. Y si se inclina más por el conocimiento científico, no deje de ir al Observatorio de Arecibo, en la costa norte, a dos horas de San Juan. Ahí encontrará un radiotelescopio que, según dicen, iguala en tamaño a trece campos de fútbol americano. Este aparato es utilizado por los científicos de la Universidad de Cornell y de la Fundación Nacional de Ciencias para estudiar los planetas y galaxias distantes. La isla también tiene sitios especiales para conectarse con la naturaleza, como el Parque Cavernas del Río Camuy, cerca del observatorio de Arecibo.

Siga bajando para encontrar más contenido