"Con el paso de los años la empresa se ha ajustado a las expectativas del consumidor": presidente de Alpina

Julián Jaramillo, presidente de la empresa, afirma que si una organización se fija metas pequeñas,

POR:
diciembre 11 de 2010 - 12:24 a.m.
2010-12-11

Tradición, emprendimiento e innovación ‘por dentro y por fuera’ son los valores que rodean a la compañía de alimentos Alpina.

 

¿Dónde está el éxito de Alpina?


Está asociado a la tradición. La fundación de Alpina ocurre por personas inmigrantes de Suiza que llegan a Colombia hacia 1945, y esa cultura de seres emprendedores, que construyen futuro en una geografía nueva, es un carácter que tienen los alpinistas.


¿Qué otro valor tiene la empresa?


La innovación. Esto no sólo ocurre para los productos que el consumidor puede comprar, sino que está en la manera como vemos las cosas. Reinventamos nuestros procesos de contabilidad, de abastecimiento, de producción, de finanzas, de marketing y de manejo del talento humano. Todo esto, sumado, hace que la compañía ofrezca propuestas que enamoran a los consumidores.


¿Hasta ahora, cuál ha sido el producto más innovador?


Uno que me fascina es la avena, creación muy colombiana. Nació en la época de los abuelos y se vendió en las tierras calientes de este país. Descubrimos que tenía un potencial de nutrición, que era refrescante y deliciosa al paladar pero que ofrecía un reto tecnológico muy grande porque a las pocas horas de ser elaborada adquiere aspecto viscoso y sabor amargo. El reto fue lograr un empaque y una línea de producción que nos permitieran mantenerla estable por varios meses en el anaquel.


¿Cómo es el consumidor colombiano?


Ya no es la madre proveedora de la canasta familiar. Hay que tener soluciones y propuestas para el niño de tres, ocho , 12 y 15 años porque todos deciden. Tenemos retos como la portabilidad, porque la gente consume los productos caminando, en el carro. Lo mismo ocurre con la disponibilidad. El producto debe estar presente en la tienda, en el supermercado, en la panadería, en el cine. El consumidor quiere encontrar su producto en todos los sitios sin tener que llevar la lonchera.


¿Qué recomienda a quienes ven en Alpina un ejemplo?


He tenido en la vida una fórmula que me ha gustado y que he aplicado: tener retos enormes . Si son retos pequeños se queda uno pequeño. Siempre hay que atreverse a soñar en grande y ponerse metas retadoras y ambiciosas. Yo creo que eso impulsa el espíritu y contagia a la comunidad que está alrededor de uno a cumplir con las iniciativas.

Siga bajando para encontrar más contenido