Paso del G-3 a G-2, sin traumatismo | Finanzas | Economía | Portafolio

Paso del G-3 a G-2, sin traumatismo

No causó sorpresa entre los empresarios y el gobierno colombiano el anuncio del presidente Hugo Chávez, de retirarse ahora del Grupo de los Tres, G-3, que integra con Colombia y México.(VER CUADROS)

POR:
mayo 09 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-09

Tras su retiro de la Comunidad Andina, notificado el pasado 19 de abril y que se hizo oficial el sábado 22, los empresarios son cada vez más pragmáticos frente a las decisiones del gobierno venezolano. Aunque Chávez está pasando de los anuncios a los hechos, en el caso del G-3 el retiro de Venezuela no tendrá implicaciones para Colombia. El ministro de Comercio, Jorge Humberto Botero, aseguró que por ser el G-3 un acuerdo que regula por separado las relaciones de México con Colombia y con Venezuela, no habrá ningún tipo de impacto. “En primer lugar, las relaciones de Colombia con Venezuela están reguladas por el Acuerdo de Cartagena, incluso durante los cinco años posteriores al retiro y en segundo término, las de Colombia con México están regidas por el G-3 y seguirán siéndolo así aunque eventualmente Venezuela se retire de este esquema de integración”, dijo el ministro. Aunque hasta el momento no se ha notificado oficialmente la decisión de Venezuela, lo más probable es que el proceso se surta en los próximos días. Este incluye la denuncia -solicitud de retiro- del tratado por parte de Venezuela ante la secretaría general de la Asociación Latinoamericana de Integración, Aladi. Luego de este proceso, transcurrirán 180 días antes de que desaparezcan los beneficios y obligaciones que han sido pactados. Santiago Pardo, vicepresidente de Analdex, aseguró que por ser un tratado en el que las condiciones comerciales se negociaron de manera bilateral, no habrá efectos para los demás países involucrados. Pardo destacó la dinámica que ha tenido el G-3 para el comercio entre Colombia y México, que el año pasado tuvo un comportamiento muy dinámico. Las exportaciones colombianas a México crecieron el año pasado 16,4 por ciento, alcanzando 610,9 millones de dólares. La mayor parte de estas exportaciones fueron productos industriales (424,4 millones de dólares), entre los que se destacan los del sector automotor, papel y química básica, entre otros. Las importaciones de México alcanzaron el año pasado 1.163 millones de dólares, con un crecimiento de 13 por ciento frente al 2004. Esta diferencia entre importaciones y exportaciones provocó una balanza comercial negativa para Colombia de 934,5 millones de dólares. También Venezuela ha incrementado su comercio con México por efectos del tratado comercial, que le ha permitido vender algunos productos de química básica sin pagar arancel. Pero al mismo tiempo, ha importado de México bienes como vehículos y medicamentos, que en este momento también le implican una balanza negativa. Para Camilo Llinás, el presidente de Acolfa, el gremio que representa a la industria automotriz, la salida de Venezuela no tendrá ningún impacto porque cada país negoció con México un cupo de importación de vehículos de manera independiente. Con la salida de Venezuela se perjudicará la industria automotriz mexicana que no podrá colocar la totalidad de las 4.000 unidades que podría vender este año sin pagar aranceles, por efectos del G-3. Los que sí podrían resultar beneficiados de esta situación son los productores de automóviles y de piezas y partes en Colombia. Para estos industriales, se reduciría la competencia por parte de los Mexicanos y podrían atender la demanda Venezolana no sólo de vehículos terminados sino también la incorporación de piezas y partes para los modelos que se producen en el vecino país. 6.445 Dólares es el PIB per cápita mexicano. Este país tiene una población de 106,1 millones de habitantes y un PIB de 676.500 millones de dólares. 4.101 Dólares es el PIB per cápita de Venezuela. Su población es de 26,5 millones de habitantes y el PIB alcanza los 85.483 millones de dólares. Negociación del tema agropecuario podría reanudarse en el segundo semestre del año La necesidad de ampliar el comercio y consolidar las relaciones económicas entre Colombia, México y Venezuela, dieron origen a la firma del tratado comercial del Grupo de los Tres, que se comenzó a negociar en 1993 y que entró en vigencia el primero de enero de 1995. El acuerdo se planteó a partir de una desgravación de la mayoría del universo arancelario en un período de 10 años, que se completó el primero de enero del 2005. Esto implica que en estos momentos el 92 por ciento de las subpartidas arancelarias están desgravadas totalmente -no pagan impuestos de importación-, otro 7 por ciento todavía no ha terminado su proceso de desgravación y el 1 por ciento eso para este año. En enero, el gobierno colombiano anunció que estaba iniciando contactos para reanudar las negociaciones en el tema agrícola, pero entonces el tema político se atravesó. Por ser este un año de elecciones en México y en Colombia, los gobiernos tomaron la decisión de aplazar el proceso de negociación hasta que esté despejado el tema político. El ministro de Comercio, Jorge Humberto Botero, estimó que a más tardar en el segundo semestre de este año podría retomarse el curso de esta negociación. De hecho, por ser un acuerdo que permite el manejo bilateral de las relaciones comerciales, el hecho de que Venezuela se retire del G-3 no tendrá implicaciones para la negociación del tema agropecuario. En Colombia ya algunos sectores como el de lácteos y carnes ha expresado su interés. 2.156 Dólares es el ingreso per cápita de Colombia. La población es de 46 millones de habitantes y el PIB alcanzó en el 2005 los 118.548 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido