Los pecados de las acciones no líquidas

De las 98 acciones listadas en la Bolsa de Valores de Colombia, el mes pasado sólo se movieron 60.

Los pecados de las acciones no líquidas

Reuters

Los pecados de las acciones no líquidas

POR:
octubre 09 de 2013 - 01:15 a.m.
2013-10-09

Falta de información sobre las empresas, poca promoción de sus acciones y una cantidad de títulos muy baja en el mercado, son parte de los pecados que los analistas han detectado en las acciones que poco se mueven en la plaza bursátil del país.

Según Diana Mosquera, analista de renta variable de la comisionista Global Securities, a los emisores de estas acciones les hace falta ofrecer más información para motivar a los nuevos inversionistas a que compren esos títulos.

“Ellos necesitan explicarles por qué son buenas compañías, certificar unas políticas interesantes de dividendos para que los inversionistas se interesen en esos títulos”, sostiene Mosquera.

Por su parte, Alejandra Méndez, analista de renta variable de la comisionista Serfinco, indica que el flotante, es decir, el número de las acciones ofrecidas son un aspecto esencial por el que un accionista decide invertir o no en una acción.

“El flotante es el número de acciones que se tienen disponibles en el mercado y las que realmente se pueden comprar o vender a diario, son las que están rotando. Si la empresa tiene en su poder un gran porcentaje y deja una cantidad muy pequeña para negociar en la Bolsa es difícil que tenga alta liquidez”, sostuvo Méndez.

Según el último reporte de la Bolsa de Valores de Colombia, de las 98 acciones que se encuentran listadas en el mercado bursátil colombiano, el mes de septiembre solo fueron negociadas 60.

Para el analista Orlando Santiago, de la firma Fenix Valor, otra de las causas por la que hay muchas acciones que se negocian poco en el mercado colombiano es la restricción que la misma Bolsa les pone a las acciones no líquidas.

De las 98 acciones que hay listadas en la Bolsa, 40 son líquidas y las 58 restantes son no líquidas. Las primeras, pueden negociarse todo el día, mientras las segundas solo se pueden negociar una hora al día.

“Es irónico que la Bolsa pretenda que las compañías transen en el mercado y se negocien, si clasifica a las acciones que no han generado volumen como baja liquidez. Entonces, una acción que tiene restringida sus negociaciones es más difícil que generar volumen”, indica Santiago, quien asegura que son pocos los mercados que tienen esta restricción. Según Diana Mosquera, es importante que los emisores entreguen más información para motivar motivar a los nuevos inversionistas a buscar estos títulos.

Con esta recomendación está de acuerdo Alejandra Méndez, quien agrega que es importante que las compañías creen un área de relación con el inversionista para que puedan acercarse a potenciales compradores, como los fondos de pensiones.

Santiago agrega que lo más delicado es la clasificación de liquidez de la Bolsa, pues es excluyente.

 

Siga bajando para encontrar más contenido