Pérdidas en el mercado bursátil son 'nefastas' para el corazón, según un estudio hecho en E.U.

Habría una relación de causa-efecto entre las fluctuaciones bursátiles y la tasa de ataques cardíacos, según un estudio preliminar realizado en Estados Unidos y revelado este fin de semana.

POR:
marzo 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-15

"Al analizar los resultados de exámenes de corazón en pacientes durante el reciente periodo de fuerte volatilidad en los mercados, hemos constatado que el número de infartos parece aumentar cuando la bolsa baja y disminuye cuando se muestra en alza",  explicó Mona Fiuzat, doctora en farmacia del Centro médico de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, principal autora de estos trabajos.

Fiuzat presentó los resultados de estas observaciones en el primer día de la 59 Conferencia anual del Colegio Americano de Cardiología, que se reunió este fin de semana en Atlanta. "En tanto que otros estudios más acabados deberán ser realizados para examinar el vínculo entre las fluctuaciones bursátiles y la incidencia de infartos, es importante que los médicos sean concientes del hecho de que las fuentes de estrés  socio-económico podrían potencialmente afectar a sus pacientes", precisó Fiuzat.

Estos investigadores analizaron los resultados de exámenes cardiacos de pacientes admitidos en el hospital de Duke entre enero de 2006 y julio de 2009, utilizando las informaciones del banco de datos de enfermos cardiovasculares del centro médico universitario.

Retuvieron los datos de los pacientes que habían tenido un infarto en los tres días previos a someterse a un cateterismo cardiaco, examen consistente en introducir una sonda en una vena para explorar las diferentes cavidades del lado izquierdo del  corazón, y medir la presión sanguínea y la tasa de saturación de oxígeno en sangre.

Todos esos datos fueron comparados de inmediato con las fluctuaciones bursátiles cotidianas durante el mismo periodo.

Pese a estudios precedentes que demostraron que el estrés mental y por acontecimientos traumáticos como los ataques del 11 de septiembre o el huracán Katrina pueden conducir a un aumento del riesgo cardiovascular, entre los cuales el infarto, existe  poca información específica sobre una correlación entre diferentes situaciones económicas y la incidencia de accidentes cardiacos, destacaron los investigadores.

"Los resultados de éste último estudio parecen confirmar los de estudios anteriores", observó la doctora Fiuzat, para quien "informarse de las técnicas y estrategias de control de estrés podría ser útil, en especial para las personas que tienen un  riesgo elevado de padecer enfermedades cardiovasculares".

Siga bajando para encontrar más contenido