Hasta pérdidas por pirámides eran argumento para pedirle bajar tasas de interés al Emisor

El enfriamiento de la economía, la expectativa de una menor inflación y la crisis financiera, no han sido razones suficientes para pedirle al Banco de la República que baje la tasa.

POR:
noviembre 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-20

Hasta la caída de las pirámides ha servido como excusa para solicitar que en su reunión de este viernes, el Emisor comenzara a aflojar su política monetaria.

En una entrevista con la agencia de noticias Bloomberg, antes de la reunión del Emisor, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Óscar Iván Zuluaga, insistió en que el banco central debe bajar la tasa de interés, tanto por la desaceleración de la economía y la crisis, como por las pérdidas asociadas a la caída de las compañías captadoras de dinero, que se estiman en dos billones de pesos.

"La discusión no es si van a reducir las tasas, sino cuándo quizá sea este viernes y el Gobierno va a defender esta posición", dijo Zuluaga e indicó que "la sensación es que las condiciones están más claras y son más apropiadas para comenzar a hacerlo".

Además del Gobierno, representantes del sector productivo llevan todo el año rogándole al Banco de la República que baje las tasas de interés. Primero, porque el diferencial del interés colombiano y el de Estados Unidos acentuaba la revaluación que hubo hasta hace dos meses y que afectó seriamente a las firmas exportadoras; además señalaban que el aumento en el costo del dinero frenaba la expansión de la economía.

Hoy, día de junta y con intereses en 10 por ciento desde julio, diferentes actividades hicieron la petición de bajarlos.

El presidente de Acopi, Norman Correa, dice que la pequeña y mediana empresa "necesita una señal de apoyo y acompañamiento por parte del Banco de la República con una reducción en la tasa de interés. Aunque llevamos mucho tiempo esperando, nunca es tarde".

En el mismo sentido se pronunció el presidente de Asopartes, Tulio Zuloaga, al señalar que si el Banco no reduce la tasa, por lo menos a ocho por ciento, puede ser el culpable de una contracción del mercado el año entrante. "El Emisor tiene que dar la oportunidad de que se reactive la economía, es mejor que haya inflación con reactivación y no inflación con desaceleración".
Incluso, hay quienes ya no son tan optimistas.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, indica que insistir con la baja en las tasas de interés, es 'llover sobre mojado'. "Siempre van a existir elementos que presionen al alza la inflación y si ese sigue siendo el argumento, nunca las van a bajar", dice.

Siga bajando para encontrar más contenido