Estado perdió recursos en venta de hospitales del ISS

La Contraloría General puso la lupa sobre el proceso de liquidación de las siete Empresas Sociales del Estado (ESE) del Instituto.

La ESE Luis Carlos Galán fue la que más dejó vencer medicamentos, según el informe.

Archivo Portafolio.co.

La ESE Luis Carlos Galán fue la que más dejó vencer medicamentos, según el informe.

POR:
marzo 09 de 2014 - 10:36 p.m.
2014-03-09

Ventas de clínicas por debajo del precio de avalúo, pérdidas millonarias por medicamentos vencidos, equipos médicos y vehículos feriados a un menor costo caracterizaron el proceso de liquidación y enajenación de bienes de las siete Empresas Sociales del Estado (ESE), con sus respectivas unidades hospitalarias, del extinto Instituto del Seguro Social (ISS).

Así lo señala la Contraloría General, tras finalizar una revisión que concluyó que hubo un efecto negativo sobre las finanzas públicas, el cual no se pudo medir en su totalidad “por falta de información financiera de las unidades”, indica el reporte.

No obstante, el organismo de control halló impactos puntuales, entre ellos que se perdieron 34.000 millones de pesos en medicamentos vencidos. Además, había un déficit acumulado en los estados financieros de las entidades liquidadas, por 735 mil millones.

Las ESE sobre las cuales puso la lupa la Contraloría son la Luis Carlos Galán y la Policarpa Salavarrieta (Bogotá), Rafael Uribe (Medellín), Antonio Nariño (Cali), Francisco de Paula Santander (Cúcuta), Rita Arango del Pino (Pereira) y la José Prudencio Padilla (Barranquilla).

El informe del organismo de control indica que “el recaudo de la cartera de las siete ESE no ha sido efectivo”. El total ascendía a 73.000 millones de pesos y solo se había recaudado el 39 por ciento, equivalente a 28.000 millones. Se manejan 7.004 demandas interpuestas a los patrimonios autónomos de remanentes, las cuales tienen un valor de 274.000 millones y ya se han pagado 1.256 millones de pesos.

De acuerdo con el informe, en la venta de inmuebles se habrían perdido muchos recursos, toda vez que infraestructuras hospitalarias como la de la antigua clínica San Pedro Claver, en Bogotá, estaban avaluadas por 46.000 millones de pesos, mientras que la venta se hizo por 39 mil millones, tendencia que se conservó en los demás bienes.

En el caso de los vehículos sucedió algo parecido. El avalúo era de 2.537 millones de pesos, mientras que la venta se hizo por 1.782 millones.

Adicionalmente, “solo se observaron documentos soportes (consignaciones y certificaciones bancarias) por 996 millones de pesos, lo que indica que el saldo, de 877 millones, no tenía la papelería que indicara que se había realizado el pago”.
 

VENTAS INEFICIENTES

En la ESE Luis Carlos Galán, la mayoría de inmuebles se vendieron entre el 41 y el 85 por ciento por debajo del avalúo comercial, aproximadamente, indica el informe. Solo tres bienes fueron vendidos por un valor cercano al precio del mercado, con 5 por ciento de descuento.

En la enajenación de la Unidad hospitalaria de Villavicencio, por 25 mil millones de pesos, los pagos se pactaron de manera fraccionada y en el último, por hacerlo 3 meses antes de lo establecido, hicieron una rebaja de 350 millones de pesos.

Siga bajando para encontrar más contenido