Persistente crisis económica de Grecia aumentó los temores en Europa

Hoy (jueves) el primer Ministro, George Papandreou, dijo a una comisión del Parlamento Europeo que Grecia no podrá cumplir con los recortes de presupuesto para mejorar sus problemas de deuda.

Finanzas
POR:
marzo 18 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-18

Las medidas buscaban llevar el déficit de 12.7% a 8.7% del PIB en 2010. En este punto la idea de recurrir a recursos del Fondo Monetario Internacional aumentan.

'Grecia no estaba pidiendo ayuda a la Unión Europea'

Así mismo, Papandreou le aseguró a su gabinete de ministros que el país no estaba pidiendo ayuda financiera a la Unión Europea o al FMI y que apuntaba a salir de su crisis financiera por cuenta propia. Y sostuvo que el país le apuntaba a salir de su crisis financiera por cuenta propia.

Las negociaciones en la Unión Europea (EU) para suministrar un mecanismo concreto de ayuda mediante el cual Grecia pueda escapar de la crisis que ha sacudido al euro han chocado contra la resistencia de Alemania, y Atenas ha advertido que podría acudir al FMI como último recurso si no encuentra el respaldo de los demás miembros de la zona euro.

Papandreou dejó claro en su discurso que Grecia no estaba buscando ayuda de sus pares de la UE sino soporte para defenderse de los especuladores y reducir sus costos de endeudamiento.

"Queremos hacerlo por nuestra cuenta, por eso es que no estamos buscando ayuda financiera", afirmó. 'Con el esfuerzo y los sacrificios de todos nosotros, lo vamos a lograr, si aseguramos que nuestro país pueda endeudarse en términos razonables".

"Basados en esas condiciones, nuestro país no está buscando y no buscará ayuda financiera, ni de nuestros colegas europeos ni del FMI, que sería nuestro último recurso", agregó. Más temprano el jueves, Papandreou dijo al Parlamento Europeo que la simple entrega de más detalles sobre la naturaleza del mecanismo de ayuda europea para los países con elevados niveles de deuda sería suficiente para reducir los costos de endeudamiento.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, que enfrenta una fuerte oposición de la opinión pública para rescatar a Grecia de cara a una crucial elección regional en mayo, ha tomado una línea dura contra el acuerdo de rescate.

El miércoles, Merkel pidió cambios radicales en el tratado de la UE para legalizar la expulsión de la zona euro de un país que supere reiteradamente los niveles de déficits y señaló que 'un rápido acto de solidaridad definitivamente no es la respuesta adecuada".

Con un tono desafiante tras las declaraciones de Merkel, Papandreou dijo que las duras medidas de austeridad de Grecia para reducir el déficit habían sido bien recibidas por sus colegas y producirían resultados, llevando a la baja los costos de  endeudamiento a niveles más normales para Europa.