Más personas en busca de seguridad social

A partir del 2015, el único de los grandes grupos de edad cuyo peso relativo crecerá será el de los mayores de 60 años.

POR:
septiembre 27 de 2011 - 05:03 a.m.
2011-09-27

 

Colombia no es ajena al envejecimiento demográfico ni a los retos que este plantea.

La transformación de la estructura etaria de la población que ha configurado la actual coyuntura de bono demográfico continuará y determinará una situación de población demográficamente envejecida, con cerca del 15 por ciento de los habitantes del país por encima de los 60 años de edad antes del 2030, de acuerdo con las proyecciones de Naciones Unidas.

De hecho, en el año 2009, por primera vez en la historia del país hubo más personas mayores de 60 años que niños menores de 5 años y, a partir del 2015 el único de los grandes grupos de edad cuyo peso relativo crecerá será el de los mayores de 60 años.

¿Cuáles serán las implicaciones del envejecimiento de los colombianos en términos de seguridad social?

El tema lo desarrolla Portafolio en esta publicación especial, con motivo de su aniversario número 18.

En lo que respecta la atención en salud, el incremento de la población requiere de las siguientes consideraciones, teniendo en cuenta que los adultos mayores tienen más necesidades debido a su edad.

Actualmente el valor de la Unidad de Pago por Capitación en el Régimen Contributivo (UPC) para las personas entre 19 y 44 años apenas supera los 410 mil pesos al año. En el caso de los mayores de 74 años, este valor es de casi dos millones de pesos.

En estos momentos, apenas el 2 por ciento de la población está en este rango de edad y, aún así, la crisis financiera del sector salud ha sido una de las principales preocupaciones en el país en los últimos años.

A el 2050, la participación de las personas mayores de 74 años sobre el total de la población se habrá cuadruplicado.

Durante las últimas dos décadas, y lo que queda de la presente, el país ha experimentado las menores tasas de dependencia demográfica, lo cual se convierte en el mejor escenario para la expansión económica, el desarrollo social y la acumulación de capital.

A partir del 2025 estas tasas empezarán a aumentar incluso hasta más allá del 2050.

Tradicionalmente, el cuidado y sostenimiento de las personas mayores en situación de dependencia ha recaído en las familias. No obstante, la reducción continua del tamaño de estas, derivado de la disminución de la fecundidad, hará cada vez más difícil este tipo de arreglos.

Iniciativas para mejorar la salud de los adultos mayores

A pesar de lo complicado que pueda parecer el panorama hacia futuro, existe cierto consenso en torno a que países como Colombia poseen un amplio margen de acción para poder mitigar los efectos negativos del envejecimiento y, sobre todo, capitalizar sus oportunidades.

Además de la urgente reforma al sistema de salud, enfocada en la eficiencia, eficacia y transparencia del mismo, existe un amplio abanico de acciones y estrategias de salud pública que pueden ser implementadas para disminuir los costos agregados del sistema en la atención a las personas mayores sin desmejorar la calidad.

Se trata de cosas como la implementación de sencillos programas de cuidadores para adultos mayores hasta de complejos programas de envejecimiento activo y autocuidado.

De igual manera, generar economías de escala en la prestación de servicios de salud para adultos mayores podrá reducir eventualmente los costos y estimular una nueva dinámica económica en torno a la oferta no sólo de servicios, sino también de bienes.

Siga bajando para encontrar más contenido