Las personas naturales pierden peso en la Bolsa

Hace tres años había más de un millón de accionistas, pero hoy hay alrededor de 663.000 y pesan menos en los movimientos de acciones. Los extranjeros han tomado gran parte de ese terreno perdido.

Los inversionistas extranjeros parecen estar creyendo más en el mercado colombiano que muchos locales.

Archivo particular

Los inversionistas extranjeros parecen estar creyendo más en el mercado colombiano que muchos locales.

Finanzas
POR:
agosto 26 de 2014 - 04:00 a.m.
2014-08-26

Las personas naturales están cediendo su papel como los mayores jugadores del mercado de acciones colombiano. No solo están perdiendo participación en los volúmenes negociados, sino que las principales empresas que están inscritas en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) tienen menos accionistas que en años anteriores.

Si bien la situación no ha sido nada fácil en los últimos dos años, las oportunidades no han desaparecido. Para muchos inversionistas no ha sido fácil asimilar que, por cuenta de la volatilidad en los mercados, principalmente por la recuperación de la economía de Estados Unidos, las acciones colombianas perdieron más de 12 por ciento el año pasado en promedio, y que en el 2014 los altibajos han sido constantes.

TEMA DE LARGO PLAZO

A finales del 2011 había más de un millón de personas naturales invirtiendo directamente en el mercado, y se había planteado la meta de 1,5 millones en el 2015. La realidad es que hoy, oficialmente, hay 663.854 personas naturales que tienen acciones desmaterializadas.

Una parte importante de ellos vio una ventana de oportunidad para entrar a invertir en el mercado de acciones por medio de casi una veintena de emisiones hechas por empresas de varios sectores en los últimos cinco años.

Aunque la mayoría de acciones están en niveles más altos que cuando fueron ofrecidas por primera vez y muchos inversionistas lograron ganancias importantes, el camino no ha estado libre de obstáculos.

De hecho, no sorprende que haya quienes se alcanzaron a ver frustrados de no ver replicada en todas las acciones la experiencia de la primera emisión de Ecopetrol, que en pocos meses duplicó su precio.

Juan David Ballén, estratega en la comisionista Casa de Bolsa, explica que “para muchos, la experiencia fue difícil porque la mayoría de emisiones fue en el 2011, después de que el mercado había alcanzado máximos; luego la economía se desaceleró y eso se reflejó en las acciones. Hubo quienes entraron para hacer plata muy rápido y el mercado no siempre funciona así”.

De hecho, la gran mayoría de empresas tienen ahora menos accionistas.Según información reportada por los emisores ante la Superintendencia Financiera, Ecopetrol tiene hoy 422.000 accionistas, mientras que en su mejor época sobrepasó los 500.000 socios.

Davivienda cerró el semestre con casi 29.000 accionistas y hace un par de años tenía más de 50.000. Sura tiene 18.237, en comparación con los 29.210 que tenía tras su emisión, y Nutresa pasó de 22.000 a 14.664.

La excepción es Bancolombia, que ahora tiene 68.000 accionistas, pues su emisión más reciente fue a comienzos de este año.

Ahora, que las acciones han dado señales de recuperación, hay quienes han optado por vender sus títulos e invertir en otro tipo de activos. De hecho, los fondos de inversión colectiva han crecido y tienen más de un millón de inversionistas, pues son una buena opción para quienes buscan un profesional que les administre sus recursos a menor costo.
AFUERA CREEN MÁS

Pero, en este río revuelto, los grandes ganadores han sido, sin duda, los extranjeros. “En el mercado se está viendo una recomposición de los participantes porque los jugadores del exterior han comprado más de lo que han vendido, y justamente, los mayores vendedores han sido las personas naturales”, explica Edgar Romero, especialista en Renta Variable de Corredores Asociados.

A esto, añade que la situación se presenta desde hace tiempo, al punto que las personas naturales tienen una participación de 17 por ciento en promedio este año en los movimientos con acciones, mientras que hace 4 años estaba entre 35 y 40 por ciento.

En tanto, los extranjeros, que en el 2009 no alcanzaban ni el 10 por ciento, ahora mueven casi un tercio del total.

Según los expertos, los fondos del exterior están viendo que la economía colombiana crece más que otras en la región y que las perspectivas se mantienen positivas para el país y para las empresas.
De igual manera, estar dos calificaciones por encima del grado de inversión hace que más fondos puedan traer sus recursos al país.

Luisa Gómez R.
luicon@eltiempo.com