Pese a caída de construcción en el país, cementeras continúan expansión de inversiones para mejorar capacidad

El mercado del cemento es de aproximadamente 9 millones de toneladas anuales y prometen aparecer pequeños jugadores, como Cementos Tequendama, de Gabriel Humberto Zárate Sánchez.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

Este empresario es uno de los fundadores de Davivienda y vendió parte de sus acciones en esa financiera para dedicarlos a su proyecto.

Cementos Tequendama entraría en operación en septiembre en Suesca (Cundinamarca), con una capacidad de 200.000 toneladas.

No obstante, el sector es dominado por tres grupos:  Cementos Argos, con 51 por ciento, la mexicana Cémex, con 35 por ciento, y la suiza Holcim, con 14 por ciento.

Aunque como todo negocio requiere alta tecnología tiene fuertes barreras de entrada para pequeños inversionistas, pues una planta inclusive de segunda mano puede llegar a costar 40 millones de dólares y una de primera entre 80 y 120 millones de dólares.

Esta última puede producir escasamente 600.000 toneladas anuales. Cémex no tiene inversiones en marcha para incrementar su capacidad, pero está atenta al curso de la demanda para decidirse a ampliar la actual capacidad de producción en el país.

Sin embargo, Cementos Argos y Holcim ya  han apostado a las ampliaciones. Cementos Argos empezó a ejecutar en el 2007 una nueva planta en Cartagena que este año quedó cobijada como zona franca especial.

Aunque esta compañía genera hoy 41 por ciento de sus ingresos de Estados Unidos, posee 11 de sus 14 plantas productoras de cemento en Colombia, las que a su vez  le aportan también 41 por ciento de las ventas. Para atender la demanda interna,  cuenta con 7 factorías situadas en los departamentos de Antioquia, Cundinamarca, Valle, Boyacá y Santander, que son las áreas en donde se concentra la mayor demanda doméstica.

En total, la capacidad de las plantas de Argos es de 11,6 millones de toneladas anuales, pero en el 2009 se ampliará a 13,3 millones con la puesta en marcha de la planta de Cartagena, que representa una inversión de 330 millones de dólares.

Aunque la planta de 'La Heroica' básicamente está expandiendose con miras a elevar las exportaciones al Caribe y Estados Unidos, para el momento de la inauguración son mercados que pueden haberse recuperado. Y en un momento dado la planta podría atender mercado nacional.

La compañía considera que el consumo per cápita de cemento es aún bajo, 210 kilos por habitante, contra 300 kilos que es el promedio mundial.

Holcim también invierte

Lo propio consideró hace algunos días el presidente de Holcim Colombia,  Moisés Pérez Yunes, al anunciar una inversión de  100 millones de dólares para ampliar la capacidad instalada de producción de cemento en la planta de Nobsa (Boyacá).

Sin el ensanche, la participación del grupo europeo en el mercado de cemento es 1,26 millones de toneladas.

El proyecto de Holcim arrancó en días pasados y tendrá una duración de 18 meses. Se instalará un molino vertical de rodillos con el fin de incrementar la capacidad actual de producción de cemento en 700.000 toneladas, lo que significará un aumento del 45 por ciento con relación a la actual. 

El ejecutivo considera también que la industria de la construcción seguirá creciendo y demandando insumos, pues aún se requieren obras de infraestructura, viviendas y edificaciones comerciales claves.

Como en Argos, la nueva normatividad de zonas francas, que solo genera un impuesto de renta del 15 por ciento frente al generalizado del 34 por ciento, la atrae, aunque no ha solicitado acogerse.
   
Las cada  vez más exigentes normas de responsabilidad ambiental también motivan a las cementeras a construir plantas con última tecnología. La de Holcim integrará el secado de las materias primas, la separación de partículas y la molienda final del producto. Igualmente, reducirá en 35 por ciento el consumo de energía eléctrica.

La financiación de los proyectos se hace con una mezcla de recursos propios, emisión de títulos valores en el mercado nacional, eventualmente en el exterior, y empréstitos.

Argos  obtuvo 150 millones de dólares de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y China Development Bank, un banco estatal de segundo piso, a tres años.

Por su lado, Holcim Colombia financiará el ensanche con fondos propios en el país y endeudamiento externo.

Construcción cae

Durante el primer trimestre del año, la construcción bajó 5,7 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) y de 34,7 por ciento en las obras civiles, que a su vez generó que en junio de este año los despachos de  cemento cayeran 7,4 por ciento.

Sin embargo, esos resultados no han frenado la expansión de las cementeras. Tampoco lo hacen los indicadores de la industria: la producción a mayo bajó a 3,1 por ciento, las ventas totales 3 por ciento y los ingresos en el mercado nacional 6,2 por ciento.

Otras razones
 
Según el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas,  las cifras de la encuesta industrial a mayo demuestran que las ventas internas están creciendo por encima de las totales, a pesra que no sean las mismas cifras del año pasado.

"Hay condiciones que les permite creer a los empresarios que las cifras, tanto en producción como en ventas, van  a recuperarse a partir de julio, e incluso esperan que el crecimiento del sector termine por encima del  4 por ciento", agregó.

En su opinión, el aumento de la capacidad instalada está en muchos casos orientada a la modernización de las industrias, para ser más competitivas en  los mercados  internacionales.

Siga bajando para encontrar más contenido