Pese a descenso en uso de insumos 'chiviados', el gremio semillero protestó por la lentitud del ICA

Para la industria, la situación es desesperante, pues la ilegalidad anda libremente por los campos y hoy el 43% de las áreas sembradas con cultivos transitorios, se hace con semillas 'piratas'.

POR:
mayo 29 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-29

Sin embargo, el índice de uso de semillas ilegales ha bajado del 64 por ciento, reportado por la industria en 1999.

Así, la industria está enfrentando contrabando, especialmente de semillas de hortalizas y de arroz de países vecinos, motivados por tasa de cambio y por quienes violan los llamados derechos de obtentor, beneficiándose ilegalmente de la investigación de las empresas semilleras.

Acerca del tema, Juan Manuel Monroy, gerente de la Asociación Colombiana de Productores de Semillas (Acosemillas), pidieron al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) acciones concretas de control ante la realidad de ilegalidad.

"Ninguna empresa formal que cumpla con todas las exigencias del Estado y pague como sus impuestos puede competir con aquella informal o ilegal", dijo Monroy, quien además denunció una supuesta laxitud del ICA frente al caso de un molino del departamento del Tolima.

A esa empresa el ICA le decomisó 2.926 sacos de arroz paddy semilla, que en el momento de la inspección la totalidad se había prelimpiado, clasificado, pesado y empacado y marcado con la respectiva descripción varietal, es decir, iba con destino a su comercialización como semilla para siembra.

"Era evidente de que estos materiales pretendían ser comercializados en el mercado negro de semillas o mercado llamado de bolsa blanca", anotó Monroy.

El decomiso se encontró en una hacienda que en la actualidad aún dispone de los equipos necesarios para la producción de semillas, pues éste fue en el pasado un productor registrado en el ICA para desarrollar dicha actividad.

Así, con la cantidad decomisada (2.926 sacos de arroz paddy semilla) se evitó la siembra de unas 1.000 hectáreas con semilla pirata.

Para Acosemillas, ésta es una de las primeras acciones en la historia reciente que ejecuta el ICA para ejercer el control técnico en semillas y que manifiesta la voluntad de la entidad para controlar la ilegalidad en la venta de semillas y de insumos agropecuarios.

Sin embargo, el gremio semillero llamó la atención porque no es muy clara la nueva estructura organizacional del ICA, que ha tenido muchas críticas tanto de los propios funcionarios como del sector agropecuario en general, pues aparentemente no responde a la lógica moderna de la responsabilidad por procesos.

Por ejemplo, concluyó Monroy, en lo que respecta a los planes de sucesión del ICA, los profesionales con maestrías o doctorados, que han sido entrenados por el mismo instituto, se están jubilando y no están siendo reemplazados por profesionales técnicos de experiencia o están siendo relegados a responsabilidades inferiores.

Este es el caso del profesional encargado del control y la comercialización ilegal de semillas, que ahora fue remitido a los laboratorios del Laboratorio Nacional de Diagnóstico Veterinario (Ceisa) con una responsabilidad menor.

Adulterados, falsificados y de contrabando

Con los términos, regularmente se presentan muchas confusiones entre el público consumidor; por eso el gremio de los que fabrican los insumos pecuarios, y que han sido víctimas de estas prácticas, hacen algunos apuntes al respecto.

Se considera adulterado aquel producto que se aparta de las normas de calidad, potencia o pureza que aparecen señaladas en su etiqueta o en la fórmula autorizada en el registro.

El caso también aplica cuando contiene un cuerpo extraño o una sustancia descompuesta; cuando ha sido fabricado, envasado y conservado en malas condiciones higiénicas, o cuando alguna de sus sustancias activas ha sido reemplazada parcial o totalmente.

En cambio se habla de producto falsificado o falso cuando el insumo no lleva inscrito en el envase el correspondiente registro de aprobación del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA); cuando contiene alguna declaración falsa sobre los componentes del producto o que resulta similar a otro que ya se expende y que está debidamente registrado.

También, cuando el contenido del mismo ha sido reemplazado total o parcialmente por otra sustancia o que en su etiqueta figuran nombres ficticios, bien sea del fabricante, del distribuidor o del importador.

Finalmente, los de contrabando incluyen los que ingresan ilegalmente al país (sin pagar aranceles) y sin el lleno de las formalidades y recomendaciones mínimas para garantizar la eficacia del producto, por ejemplo, mantenerse bajo cierta temperatura.

Siga bajando para encontrar más contenido