Pese a los escándalos, la industria creció 15 por ciento en nueve meses

La industria de juguetes en el país se ha tomado muy en serio el tema de crecer.

POR:
noviembre 19 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-19

No en vano, las principales compañías del mercado registraron entre enero y septiembre pasado crecimientos superiores a 15 por ciento, con respecto al mismo período del año anterior. Y los pedidos recibidos de los diferentes canales de distribución para el último trimestre hacen prever que este fin de año será más movido que el anterior. “Percibimos un ambiente de mayor confianza y optimismo en el comercio, el cual se ha reflejado en una notoria reactivación de la categoría”, indicó Mauricio Stellabatti de Matel. El tamaño del mercado legal en Colombia lo calculan los industriales del sector en cerca de 100 millones de dólares al año, con crecimientos entre 15 y 18 por ciento durante los últimos cuatro. Las razones no son diferentes a las del buen momento de la economía y el consumo en el país y por la preocupación de la industria por ofrecer productos novedosos que incorporen las tendencias mundiales. Pero ser exitoso en este mercado no es fácil. La oferta es cada vez más sofisticada y los niños más exigentes. Por eso, los actores del negocio destinan sus mayores esfuerzos hacia la creatividad y la innovación, pues los productos deben incorporar tecnología e interactividad. HORA DE DIVERSIFICAR Conocedores del tema dicen que para que un producto sea exitoso tiene que diversificar sus canales de distribución y que los juguetes sean interactivos, es decir, que reaccionen a estímulos e interactúen con el pequeño; estar de alguna forma ‘de moda’, al tener relación con hechos, películas o personajes del momento; Barbies con Ipod, Iphones, que se vistan a la moda, que incorporen de alguna manera la tecnología del momento, los deportes extremos y patines en línea. También los juguetes didácticos, que cautivan principalmente a los papás. “La preferencia en los últimos años también se ha dirigido hacia juguetes didácticos. Nuestra oferta reúne el concepto de juego con aprendizaje”, manifestó Marta Dávila, gerente de la marca española Imaginarium. Pero en el crecimiento de la industria la dosis de creatividad no ha sido suficiente. Los empresarios tuvieron que idearse estrategias para no depender exclusivamente de una temporada al año y comenzaron a buscar alternativas para desestacionalizar las ventas, aunque el último trimestre sigue representando más del 60 por ciento de las ventas del año para la mayoría de las compañías. Aunque hay algunas, como Imaginarium, que lograron darle la vuelta y reparten el 60 por ciento de sus ventas en meses diferentes a la temporada de navidad. Percibimos un ambiente de optimismo que se debe reflejar en las ventas” Mauricio Stellabatti.

Siga bajando para encontrar más contenido