Pese a que los ingresos registraron un crecimiento del 2,8%, el Gobierno tuvo más déficit

Se gastó más de lo presupuestado inicialmente. El Ministerio de Hacienda había estimado que el déficit del Gobierno Nacional Central (GNC), para el 2009, sería de 4,1 por ciento del PIB.

POR:
abril 05 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-05

Ayer, oficialmente, la cartera informó que el faltante fue del 4,2 por ciento en el GNC y del 2,8 por ciento para el Sector Público Consolidado (SPC).

La Ley 996 del 2005 o Ley de Garantías, en un año esencialmente electoral, fue la principal responsable en el aumento del déficit, pues según explicación del Ministerio de Hacienda, la velocidad de ejecución del gasto público en los últimos días del 2009, no sólo se produjo en las entidades que hacen parte del Gobierno Central, sino también en los entes territoriales.

A ello se le agrega la desaceleración económica mundial, que tuvo su mayor visibilidad a finales del 2008 y que llevó al jefe de esta cartera a adoptar una política fiscal contracíclica, a la que ahora, según el informe del Ministerio, le haya la efectividad.

"Esta decisión de no compensar con recortes en gasto los bajos niveles esperados de ingresos, y aumentar la demanda pública en 10,2 por ciento, para evitar darle un choque recesivo mayor a la economía colombiana, permitió que se evitara la caída de la economía en 2,5 por ciento".

El crecimiento mayor de la demanda pública se observó sobre todo en el sector de obras públicas, con un aumento del 34 por ciento, lo que para el Ministerio de Hacienda es la prueba de la salvación que significó la política contracíclica adoptada. "La recuperación de la economía permitirá, de manera gradual, la reducción del déficit y la sostenibilidad de la deuda".

Las cuentas del Gobierno Nacional señalan que los ingresos tuvieron un crecimiento de 2,8 por ciento el 2009, frente a las cifras del año anterior. Los gastos aumentaron 13,6 por ciento porque la inversión creció en 7,5 y el funcionamiento en un 18,6 por ciento, este último, justificado por los pagos del subsidio a los combustibles.

El informe señala además que durante el 2009 se registró un deterioro fiscal en el Sector Público no Financiero (SPNF), que pasó de un superávit de 0,1 por ciento del PIB en el 2008, a un déficit de 2,8 por ciento del PIB en el 2009. La explicación, según el Ministerio está relacionada con el comportamiento del GNC y del Sector Descentralizado, cuyos balances en términos del PIB fueron inferiores en 1,9 y 0,8 por ciento respectivamente.

Renglones a los que les fue mejor

Dentro del balance fiscal del sector público consolidado, presentado ayer por el Ministerio de Hacienda, en el 2009, el superávit lo aportó el Banco de la República, que registró una cifra de 0,1 por ciento del PIB.

También ocurrió lo mismo con el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafin), que tuvo un superávit de 0,2 por ciento. El balance de la Seguridad Social también fue positivo, de 1,3 por ciento del PIB . Estos resultados ayudaron a que el déficit total del Sector Público Consolidado no fuera mayor.

Siga bajando para encontrar más contenido