Pese a volatilidad del dólar, en 2010 tuvo la menor variación desde 2005

Tasa de cambio se movió en el rango de 300 pesos, el menor desde 2005, ya que en 2008 fue de 791 pes

POR:
diciembre 29 de 2010 - 05:30 p.m.
2010-12-29

No obstante la menor variación respecto de años siguientes, los expertos de Bancolombia catalogan la tasa de cambio como todo un “toro de lidia que lleva años de grandes vaivenes y sobresaltos, indómita e impredecible”.

Dice un análisis de esa entidad bancaria que es necesario hacer un llamado a que la economía utilice las coberturas o seguros cambiarios para aislar los resultados y la gestión de las empresas de una variable riesgosa y ajena a su dominio.

El comportamiento del dólar, que ha repuntado en los últimos días, tiene un tanto desconcertados a los analistas, pero según el informe de Bancolombia se debe a una situación inducida en el mercado de derivados colombiano por las políticas públicas encaminadas a batallar contra una alta apreciación.

Eso sí, dicho análisis advierte que “lo que eleva la tasa de cambio de contado es lo mismo que les dificulta a los empresarios del país y sobre todo a los exportadores aprovechar el repunte para realizar coberturas y, por ende, garantizar el valor de sus ingresos en dólares cuando tengan que convertirlos a pesos en el futuro”.

La entidad financiera le atribuye el comportamiento del dólar a otros factores, como que los bancos e intermediarios financieros no tienen dólares, que el Emisor compra casi 20 millones de dólares cada día y que el acceso a dólares con entidades financieras no residentes para las empresas colombianas se volvió altamente oneroso.

Mencionan, además, que los cupos de corresponsales en el exterior con que podrían conseguirse dólares no son ilimitados, y todo apunta a que están cada vez más saturados. La iliquidez en divisa extranjera de los bancos no les permite comprar los dólares que desde ya quisieran pactar para el futuro los exportadores, pues la forma en que estas entidades pueden cubrir su propio riesgo cambiario al comprar dólares a futuro es venderlos en ese mismo instante en el mercado al contado: “Si no hay dólares para vender el día de la negociación, no hay cómo comprar los dólares que recibirán en el futuro de los exportadores”, dice el análisis de los expertos. 

Tasa de cambio no es garantía 

La primera gran paradoja que menciona Bancolombia es que la tasa de cambio sube, pero no garantiza más ingresos futuros para los exportadores. La segunda es que la economía queda más dependiente de la evolución cambiaria y que el esfuerzo sería en vano si el logro es sólo pasajero, en otras palabras, si la tasa de cambio reinicia más pronto que tarde el proceso de apreciación, el aparato productivo estará más descubierto.

La tercera gran paradoja es que para lograr una depreciación cambiaria es necesario invalidar el mercado de derivados cambiarios. De ser así, se estaría perdiendo todo el esfuerzo de programas adelantados con recursos públicos. 

Rango de 300 pesos para el 2011

Según un informe de la firma LatinFocus en diciembre de 2010 sobre la expectativa de tasa de cambio de cierre del año, sólo una de las 19 entidades financieras locales y extranjeras consultadas espera una depreciación para el año que está por comenzar.

La tasa de cambio mínima esperada de 2011 es de 1.700 pesos por dólar y la más alta es de 2.000 pesos.

Adicionalmente, a finales del 2009, de las 19 entidades que participaron con alguna recurrencia en actualizar sus cifras en la encuesta de LatinFocus, sólo seis esperaban apreciación.

Según esa encuesta, la tasa mínima esperada para 2010 era de 1.850 pesos por dólar; 11 de tales empresas esperaban depreciación en el año y de dos de ellas no se sabía su expectativa.

Con el proceso de apreciación de los primeros meses, ocho entidades bajaron su pronóstico en junio de 2010, seis lo mantuvieron y cinco lo subieron frente a diciembre de 2009.

La mayoría de quienes lo bajaron lo hicieron como resultado de haber iniciado 2010 con una expectativa de depreciación. Hacia el tercer trimestre del año se hizo más evidente que la crisis financiera de Europa y la desaceleración en Estados Unidos no afectaban la tasa de cambio.

En septiembre pasado, 11 entidades bajaron su pronóstico frente a su cifra esperada en junio, cuatro la mantuvieron y sólo dos subieron el valor esperado del dólar.

Curiosamente, las que la subieron fueron entidades que desde diciembre de 2009 ya esperaban apreciación del peso colombiano.

En el reporte de diciembre, 10 entidades bajaron su expectativa de la tasa de cambio para cierre de 2010; cinco la mantuvieron y sólo una la subió.

En el más reciente reporte de LatinFocus, la máxima tasa de cambio esperada era de 1.900 para 31 de diciembre, casi 140 pesos por debajo de la cotización del dólar alcanzada esta semana.

El análisis de los pronósticos conocidos en 2010 señala que la tasa de cambio observada afecta sustancialmente las expectativas de los analistas, lo cual “poco ayuda a que los empresarios puedan tomar mejores decisiones que las que el vaivén de la tasa de cambio genera”.

Bancolombia cita que durante este año, de las 19 entidades encuestadas, solo una no cambió en todo el año su expectativa de tasa de cambio y desde el comienzo esperaba una tasa de cierre de 1.850. De las restantes 18, sólo cuatro cambiaron una vez su pronóstico. De igual forma, al menos cuatro entidades cambiaron sus pronóstico de 2010 en tres o más ocasiones.

Siga bajando para encontrar más contenido