Pesimismo en comerciantes en primer semestre de 2008 se asemeja al de 2001

Uno de cada tres (33,8%) consultados para la última Bitácora Económica mensual de Fenalco reportó una caída en la cantidad de mercancías que vendieron en este periodo, frente al mismo lapso de 2007.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

Se trata del porcentaje de respuestas negativas más alto desde el 2001, cuando el 38,5 por ciento de los encuestados contestó que sus ventas habían bajado, en medio de los coletazos de la crisis económica desatada en 1999.

"Si bien se esperaba una pérdida de dinamismo en las actividades mercantiles, esta fue más pronunciada de lo esperado", reconoció el gremio de los comerciantes en su análisis de la primera mitad del 2008.

Inclusive, dijo Fenalco, varios de los comerciantes más representativos admitieron que en el segundo trimestre sacrificaron parte de sus márgenes de ganancia para alentar a los consumidores.

No obstante, el porcentaje de quienes vendieron más que en el primer semestre del año inmediatamente anterior (36,7 por ciento) sigue siendo mayor que el de aquellos que colocaron menos mercancías, tendencia que se ha mantenido desde el 2002.

En todo caso, el de este año es el registro positivo más bajo desde el 2003, cuando marcó un 36 por ciento cerrado.

Según Fenalco, el deterioro del poder adquisitivo de los hogares no solo se refleja en la menor actividad comercial, sino en el buen comportamiento de las marcas propias de las grandes superficies, que por lo general son más económicas que las marcas líderes.

También, en el crecimiento de la morosidad crediticia. Entre mayo del 2007 y el mismo mes de este año, la cartera vencida correspondiente a créditos de consumo aumentó 73 por ciento, al pasar de 1,5 billones de pesos a 2,6 billones.

Todo indica que la fiebre del consumo, que tanto impulsó el crecimiento de la economía colombiana el año pasado, parece estar perdiendo temperatura.

A todo esto se suma la desaceleración que sufre la industria manufacturera, que entre enero y mayo creció 1,9 por ciento, 7 puntos porcentuales menos que en el mismo período del año pasado.

Entre los sectores más afectados figuran el automotriz, cuya producción cayó 27,5 por ciento, la fundición de metales (-19,5 por ciento), los hilados y tejidos (-17,8) y las manufacturas de cuero (-11,8%).

'El factor seguridad tocó techo'

"Son cifras preocupantes, que nos dicen todo este proceso de mejora de la seguridad (implementado por la administración de Álvaro Uribe) ya produjo todos los frutos que era posible esperar en materia económica", le dijo a la agencia de noticias AFP el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Luis Carlos Villegas.

Para él, el crecimiento del producto interno bruto (PIB) - superior al 4,7 por ciento desde el 2004- no puede seguir "dependiendo de las expectativas positivas creadas en torno al tema de la seguridad", sino que hay que empezar a revisar otros factores, como las tasas de interés y la infraestructura.

Ganar menos para vender igual

Villegas subrayó que esa desaceleración desmuestra que el efecto de confianza entre los inversionistas que generaron las políticas de seguridad del gobierno, ya no son el único factor que puede impulsar el crecimiento del producto interno bruto.

El crecimiento de 1,9 por ciento de la producción industrial entre enero y mayo, está muy por debajo del 9 por ciento registrado por la Andi en el mismo período de 2007, e incluso hay sectores que registran una fuerte disminución de su actividad.

Siga bajando para encontrar más contenido