El peso se devaluó más frente al dólar que a otras monedas

El efecto positivo en la competitividad de las exportaciones se ve atenuado por la depreciación en algunos socios comerciales y el gran peso del petróleo en la canasta exportadora.

El peso se devaluó más frente al dólar que a otras monedas

Archivo Portafolio

El peso se devaluó más frente al dólar que a otras monedas

Finanzas
POR:
enero 15 de 2015 - 01:01 a.m.
2015-01-15

Con una devaluación de 20 por ciento en el último año, el peso colombiano es de las monedas que más ha perdido valor con respecto al dólar, situación le da un impulso a la competitividad de las exportaciones del país.

Sin embargo, las monedas de otros países que son compradores de Colombia o competidores en el comercio internacional también se han depreciado, lo cual merma un poco el efecto positivo de un dólar caro para las ventas colombianas.

Para dar un ejemplo, al pasar a dólares el precio de los productos colombianos, dan la sensación de ser más baratos. Pero parte de ese efecto se pierde cuando esos precios en dólares se convierten a la moneda devaluada del país que compra los bienes.

Actualmente, cerca del 36 por ciento de las exportaciones se realizan hacia países cuya moneda es el dólar. Entre tanto, el 17 por ciento de las ventas son a la Unión Europea, cuya moneda ha perdido casi 14 por ciento en un año.

El resto de los despachos tiene como destino una gran variedad de países (en su mayoría latinoamericanos), cuyas monedas también han perdido valor.

El yuan chino, moneda del segundo comprador de bienes colombianos, ha caído poco más de dos por ciento y las monedas de Brasil, Perú, Chile y México se han depreciado entre 7 y 15 por ciento, niveles altos pero inferiores a los de Colombia.

Venezuela es otra historia, por el manejo que se le da a su tasa de cambio a nivel interno.

Según analistas, más allá del dato a secas de los precios del dólar, el indicador clave para ver la competitividad de las exportaciones es la tasa de cambio real del Banco de la República, que también incluye otros datos como la inflación.

Por lo pronto, el resultado es que sí ha mejorado la competitividad cambiaria del país frente a sus socios comerciales.

“Este efecto toma tiempo para trasladarse a la balanza comercial. Pero, ganar competitividad no se logra solo con la moneda, sino que es necesario mejorar en muchos otros frentes, explica Juan Pablo Espinosa, gerente de investigaciones económicas de Bancolombia.

Independientemente de la tasa de cambio, una de las inquietudes está relacionada con la demanda en algunos compradores de Colombia, particularmente en Europa y Latinoamérica, señala Alejandro Reyes, gerente de investigaciones económicas en la comisionista Ultrabursátiles, lo cual impediría aprovechar esa ventaja por lo menos en el corto plazo.
en detalle

Aunque el Gobierno estima que las exportaciones colombianas crecerían 9 por ciento este año, impulsadas por la industria y el sector agropecuario, va a pesar más el tema de petróleo y carbón, que representan más del 60 por ciento de las exportaciones.

Según Bancolombia, los despachos colombianos, que habrían cerrado el 2014 alrededor de los 56.000 millones de dólares, podrían caer a 50.180 millones de dólares este año. Esto, como consecuencia de la caída en las cotizaciones del petróleo, lo cual haría que se dejaran de exportar 8.000 millones de dólares, mientras que la tasa de cambio compensaría apenas 2.000 millones.

Justamente, en países como México es más relevante la tasa de cambio, pues sus exportaciones dependen menos de los bienes básicos. Es decir que, con devaluación, los bienes que deberían reaccionar son las manufacturas y el agro.

Sobre este punto, la Andi ha señalado que es necesario diversificar la oferta exportable y aprovechar los tratados de libre comercio, aunque advierte que un tema adicional que está afectando la competitividad de los empresarios es el encarecimiento de algunos insumos para la producción.