'Peso del narcotráfico en la economía de Colombia bajó a un 1% del PIB': Álvaro Uribe

El presidente de Colombia aseguró que la reducción es un "reflejo del éxito en la lucha contra ese delito que alimenta el conflicto interno en el país".

POR:
abril 07 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-07

En años anteriores, el peso del narcotráfico alcanzó hasta un 6 por ciento del PIB, dijo Uribe en el acto de instalación del Foro Económico Mundial para América Latina.

"Antes, el narcotráfico era el 6 por ciento de la economía y todavía hoy representa algún peso de un 1 por ciento', sostuvo el mandatario en una sorpresiva referencia a un tema que las autoridades económicas del país reconocen no han medido en su  real magnitud.

Colombia, con un PIB valorado en casi 250.000 millones de dólares, es considerado como el mayor productor mundial de cocaína y uno de los principales abastecedores de la heroína que se consume en Estados Unidos. El país creció en el 2009 apenas un 0,4 por ciento, luego de expandirse un 2,5 por ciento en el 2008, debido al impacto de la crisis mundial.

El tráfico de cocaína que llega exitosamente a los grandes mercados de Estados Unidos y Europa fue calculado por Uribe en menos de 200 toneladas anuales, de las 400 que produce el país. "Colombia producía entre 800 y 1.000 toneladas de cocaína al año y en el último informe internacional se registra que Colombia bajó la producción a 400 toneladas y los decomisos han permitido que menos de la mitad pueda salir a los mercados internacionales", precisó el mandatario.

La lucha antidrogas de más de dos décadas en la que han muerto cientos de personas entre civiles y efectivos de las Fuerzas Armadas, ha demandado del país miles de millones de dólares, conjuntamente con Estados Unidos, su principal aliado en esa  materia.

Los pronósticos de analistas estimaban que el peso del narcotráfico podría fluctuar entre un 3 y un 5 por ciento del PIB. Uribe volvió a criticar la carrera armamentista de la región y, sin mencionar a ningún país específicamente, pidió a sus vecinos no dar refugio a líderes de la guerrilla izquierdista de las Farc, a quienes considera los mayores productores y traficantes de cocaína del país.

"Queremos tener las mejores relaciones con todos los países del mundo y mantenemos una alianza con Estados Unidos para trabajar conjuntamente en la derrota del narcoterrorismo", afirmó.

"Tenemos un problema interno que vamos a superar pero no estamos en una carrera armamentista internacional y lo único que pedimos a nuestros vecinos es que nadie albergue a terroristas colombianos", precisó.

Siga bajando para encontrar más contenido