Petro no pondría la ‘primera piedra’ del metro en Bogotá

Según el secretario distrital de Hacienda, la licitación para la construcción de la primera línea está prevista para abrirse a mediados del próximo año y tardaría entre seis y ocho meses, es decir, hasta el primer trimestre de 2016, cuando el mandato del actual alcalde ya ha finalizado.

Lo dicho por el secretario de Hacienda contrasta con lo afirmado el pasado 7 de octubre por Petro, quien durante la presentación

Archivo particular

Lo dicho por el secretario de Hacienda contrasta con lo afirmado el pasado 7 de octubre por Petro, quien durante la presentación

Finanzas
POR:
noviembre 11 de 2014 - 07:39 p.m.
2014-11-11

El secretario distrital de Hacienda, Ricardo Bonilla, puso en duda que la actual administración de Bogotá ponga "la primera piedra" en la construcción de la línea inicial del metro, una obra postergada desde 1942 y cuyo financiación ha desatado una puja entre el Gobierno y el Distrito.

"No me atrevo a decir que la alcancemos a adjudicar", añadió en el foro Situación y perspectivas de la economía: el clima de los negocios y la inversión en Bogotá.

Lo dicho por el secretario de Hacienda contrasta con lo afirmado el pasado 7 de octubre por Petro, quien durante la presentación de los estudios finales del metro sostuvo que las obras se iniciarían a finales de 2015.

Bonilla manifestó que el proceso de licitación se iniciará luego de que se termine el proceso de estructuración financiera y la procedencia de los recursos, una fase actualmente en discusión con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

El secretario indicó que la Alcaldía está "corriendo con el tiempo y con el afán o no del Gobierno Nacional", que aún no define el monto de la financiación del Estado en la obra, calculada en 15 billones de pesos, el doble de lo presupuestado en un inicio.

Precisamente, este miércoles se realizará la segunda reunión para tratar el tema entre autoridades nacionales y distritales.

El distrito ha dicho que correrá con el 30 % de los gastos de la megaobra, mientras que el Ejecutivo debe hacer lo propio con el 70 % restante.

En la reunión de mañana se debe "tener claridad sobre los costos, las fuentes de financiamiento y organizar los cronogramas para poder seguir adelante", añadió Bonilla.

"Bogotá tiene afán, por supuesto, la nación tiene menos afán, pero necesitamos equilibrar condiciones y recursos para poder hacer las inversiones", dijo.

La Alcaldía calcula que la construcción de la primera línea del metro, que tendrá un recorrido de 27 kilómetros, atravesará la ciudad de sur a norte, entre el populoso sector de Bosa y la calle 127, aumentará un 0,4 % el producto interno bruto (PIB) de la capital, que se espera sea de 4,5 % al cierre de 2014.

Uno de los argumentos del distrito para que el Gobierno se comprometa con los recursos para esta obra, que transportará a unos 800.000 pasajeros diarios a partir de su entrada en funcionamiento, prevista para 2021, es que la ciudad representa el 25 % del PIB del país.

"No podemos seguir dilatando una construcción de hace más de 60 años", concluyó Bonilla, en referencia a una obra pospuesta en anteriores ocasiones por problemas presupuestarios.

EFE